Cómo cultivar plátanos en casa

Imagen al detalle de dos plátanos.
Imagen al detalle de dos plátanos.
©GTRESONLINE

El plátano es una de las frutas tropicales más extendidas en nuestro país, con una gran producción nacional y de la que existen muchas variedades diferentes. Además, este fruto contribuye a la ingesta de vitamina B6, beneficiosa para el sistema nervioso, y de potasio, que ayuda al correcto funcionamiento de los músculos. 

Es por ello que los aficionados a la jardinería no pueden dejar de pasar la oportunidad de contar con una platanera en su hogar, una especie que requiere de unos cuidados específicos para poder crecer y dar sus frutos correctamente.

Pasos para cultivar una platanera

Para plantar una platanera en el interior del hogar, en primer lugar, hay que tener en cuenta la temperatura. Al ser una planta de origen tropical, debe estar siempre en unas temperaturas elevadas, que no descienda nunca de los 15ºC. 

Además, necesita mucha luminosidad, concretamente, sol directo. Esta característica hace que se deba colocar siempre en un balcón o próximo a una ventana donde reciba pleno sol, sin miedo a que esto pueda dañar la planta. De hecho, la platanera necesita este cuidado para crecer y dar sus frutos.

Otro de los cuidados importantes de la platanera es el riego. Sus grandes hojas necesitan de agua constante, por lo que habrá que regar la planta de forma regular, de tal modo que el sustrato esté siempre húmedo. 

Eso sí, cuidado con encharcar la planta. Que el sustrato esté constantemente húmedo no significa que haya que inundar la planta, ya que esto puede ser letal para ella, ya que las raíces no soportan estas acumulaciones excesivas de agua, según Verdecora

Igualmente, la humedad ambiental es fundamental para que se desarrolle constantemente, por lo que es recomendable pulverizar la planta de vez en cuando con agua. En verano, la sequedad en el interior suele ser mayor por las altas temperaturas, mientras que en invierno también es frecuente que haya una gran sequedad por el uso de la calefacción. Por tanto, este cuidado es importante durante todos los meses del año.

Por último, se puede abonar la planta una vez al año y, en caso de observar que la maceta donde se encuentra se le empieza a quedar pequeña por su exuberante crecimiento, habrá que trasplantarla. Esto habrá que hacerlo siempre en primavera u otoño.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento