"Me da vergüenza": Los mensajes con los que Lucía avisó a Marina de que tenía sentimientos por Isaac, su novio 

Sandra Barneda, en el plató de 'La última tentación'.
Sandra Barneda, en el plató de 'La última tentación'.
Mediaset

El primer debate de La última tentación vio la luz este lunes en Telecinco. Tal y como anunció Sandra Barneda desde el principio, el programa mostró los mensajes de WhatsApp que intercambiaron Marina García y Lucía Sánchez cuando esta última decidió contarle a su amiga que estaba desarrollando sentimientos por el que en aquel entonces era su novio, Isaac Torres.

Según narró Barneda en calidad de presentadora, la conversación tuvo lugar el pasado día 3 de marzo, cuando la ruptura entre Marina e Isaac ocurrió el 21 de ese mismo mes. Las capturas de pantalla mostraron un discurso muy similar al que ha mantenido Sánchez al hablar del asunto en sus redes sociales o en su canal de Mtmad.

Según sus palabras, la joven veía al catalán como un amigo durante su paso por La isla de las tentaciones 3, aunque, ya durante el programa, participantes como Lola Mencía apuntaron a que ahí había algo más. Sin embargo, al regresar del formato, la gaditana se dio cuenta de que pensaba más en Isaac y en los momentos buenos del reality que en Manuel González, quien se acababa de convertir en su exnovio tras varios años. 

La cosa no fue más allá porque Lucía e Isaac no se veían, pero esto cambió cuando los tres coincidieron en un viaje en Madrid: "Cuando lo vi, mi cuerpo reaccionó de una manera rara", recordó. Cabe apuntar que tanto Marina García como su madre defienden a capa y espada que Lucía e Isaac tuvieron relaciones sexuales durante su estancia en la capital... un momento en el que García y Torres seguían siendo novios.

En los mensajes, Lucía también explicaba que sentía vergüenza, que creía que García ya conocía sus sentimientos y que no dudara de que cada uno de los consejos que le había dado sobre su relación había sido sincero: "Si no te lo digo, no estoy tranquila", terminaba el comunicado.

Mencía, también en plató, contó que se escribía con Lucía en esa época, que conocía el contenido de los mensajes y que sabía también que la gaditana lo había pasado mal. Por su parte, la psicopedagoga Arantxa Coca señaló que al mensaje la faltaba una segunda parte donde Lucía hablara de sus intenciones y de lo que pensaba hacer al respecto

El programa también ilustró la respuesta de la destinataria, Marina García: "Estoy un poco en shock, aunque una parte de mí lo sabía, por eso te dije que yo veía cosas raras. Me gustaría que me lo hubieras dicho antes en lugar de haber seguido haciendo la tonta en ese sentido, aunque para ti tiene que haber sido duro también, así que agradezco que me lo digas", se pudo leer en la pantalla del plató de La última tentación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento