Hallan un cuerpo ahorcado en la zona donde buscaban al padre que mató a su hijo de dos años en un hotel de Barcelona

Martín Ezequiel Álvarez Giaccio
Martín Ezequiel Álvarez Giaccio
Mossos d'Esquadra

Los Mossos d' Esquadra han encontrado el cadáver de un hombre en una zona boscosa cerca del aeropuerto del Prat que podría ser el de Martín Ezequiel Álvarez, el parricida que acabó con la vida de su hijo de solo dos años en un hotel de Barcelona hace ahora 20 días. El hombre estaba en búsqueda desde entonces.

Fuentes de Mossos han explicado que han encontrado el cuerpo en una zona boscosa entre Barcelona y el Prat de Llobregat, donde está el aeropuerto, y a la espera de confirmar la identidad con las huellas, trabajan con la hipótesis de que se trata del padre del niño muerto.

El 25 de agosto se halló el cuerpo de un niño de dos años sin vida en la habitación de un hotel en el distrito de Sants-Montjuïc de Barcelona, al que presuntamente llegó junto a su padre, que se estaba separando de la madre y que envió mensajes avisándola de que "se arrepentiría".

Precisamente, fue en las inmediaciones del aeropuerto de El Prat donde se perdió la pista de Martín Ezequiel, de 44 años, después de que este huyera del hotel saltando la valla de la piscina del establecimiento, tal como captaron las cámaras de seguridad tras, presuntamente, matar a su hijo de dos años.

Tras horas de infructuosa búsqueda, los Mossos publicitaron su foto en redes sociales junto a una detallada descripción física, pidiendo la colaboración ciudadana para poder localizarlo.

A la espera de que las pruebas de ADN y las dactilares confirmen la identidad del cuerpo hallado en El Prat, que es el de un hombre, la policía catalana apunta a que se trataría del presunto parricida. Asimismo, los forenses determinarán las causas de la muerte de este hombre que ha sido encontrado hoy.

La abogada que representa a la familia del menor asesinado, Carla Vall, ha señalado en su cuenta de Twitter que están a la espera de recibir "información contrastada" sobre la aparición de este cadáver para poder "emitir nuestras consideraciones" al respecto.

La muerte del pequeño Leo se produjo sobre las 22:30 de pasado 24 de agosto, a manos presuntamente de su progenitor. Agentes de la Guardia Urbana hallaron al menor en una habitación del hotel Concordia, situado en la Avenida del Paralelo de Barcelona, inconsciente y con la cara amoratada, sin que los sanitarios del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) que intentaron reanimarlo pudieran hacer nada por salvarle la vida. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento