València obligará a llevar una botella de agua para limpiar los orines de los perros

  • El Ayuntamiento acabará con el vacío legal que ha provocado quejas en los barrios por la presencia de orines en las calles.
  • La Ordenanza de Convivencia fijará que cada dueño porte dos bolsas de plástico por animal para recoger los excrementos.
  • El incumplimiento de la nueva normativa supondrá una infracción leve, con multas de hasta 750 euros.
  • Llegir en valencià.
<p>Estado de una acera de València llena de micciones caninas.</p>
Estado de una acera de València llena de micciones caninas.
20M / ARCHIVO

Los dueños de los perros estarán obligados no solo a recoger los excrementos de sus animales en la vía pública, sino también a limpiar con agua los restos de orines. Para ello, tendrán que llevar encima al menos dos bolsas de plástico por can y una botella con agua limpia suficiente para eliminar cualquier rastro de micciones en aceras, mobiliario urbano o edificios. Esta es una de las principales novedades que recoge el borrador de la futura Ordenanza de Convivencia que presentará próximamente el Ayuntamiento de València en sus capítulos dedicados a cuestiones de salud pública y salubridad.

Como informó 20minutos, el Gobierno municipal venía barajando desde hace un par de años la posibilidad de reflejar en su normativa una demanda trasladada por prácticamente todos los barrios de València desde la Federación de Asociaciones Vecinales: acabar con el vacío legal que permitía dejar orinar a los perros sobre cualquier elemento de la vía pública, desde farolas a fachadas, aceras, árboles o semáforos pasando incluso por los vehículos estacionados en la calle. 

Finalmente, este aspecto no se recogerá en la Ordenanza de Limpieza, sino en la de Convivencia, que ha redactado la Concejalía de Protección Ciudadana que dirige Aarón Cano. Según fuentes de este departamento, el incumplimiento de este apartado estará tipificado como infracción leve, con multas de hasta 750 euros.

El texto establecerá que los dueños de mascotas deberán velar para que sus animales realicen sus deposiciones en lugares habilitados al efecto. Además, en el caso de que no fuese así, la norma fija la obligación de recoger los excrementos en bolsas, depositarlas en contenedores o papeleras y limpiar con agua los orines. Para garantizar que los propietarios de las mascotas cumplan con estos deberes, se indica que deberán portar de forma obligatoria dos bolsas por cada animal que conduzcan.

Los animales de compañía deben ser llevados siempre "por personas responsables: bien el dueño o dueña o un tercero autorizado", recoge el borrador normativo. La norma apunta que el portador "está obligado a recoger y retirar de manera higiénica los excrementos" que el perro produzca.

La ordenanza advierte de que estas personas podrán ser requeridas por los agentes de la autoridad para demostrar que efectivamente disponen de las bolsas necesarias con el fin de retirar los excrementos de las mascotas de la vía pública y depositarlos en contenedores o papeleras.

El nuevo texto plantea también la obligatoriedad de llevar una botella de agua limpia con capacidad suficiente para eliminar cualquier rastro de orines del mobiliario urbano, edificaciones o aceras.

Prohibido defecar, miccionar y escupir a las personas

En cuanto a las personas, la ordenanza establece como falta leve, salvo enfermedad, "defecar, orinar o escupir en la vía pública". La falta será más grave cuando se haga "en espacios de concurrida afluencia de personas o frecuentados por menores", o cerca de monumentos.

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento