El Ejecutivo dice que la mesa de diálogo es entre gobiernos y que es Aragonès quien decide la delegación catalana

Isabel Rodríguez, portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial.
Isabel Rodríguez, portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial.
EFE
La ministra de la Presidencia, Isabel Rodríguez, este martes.
Europa Press

Los miembros de la mesa de trabajo entre el Gobierno de España y el Govern de Cataluña deben pertenecer a los ejecutivos. Así lo ha afirmado este martes la portavoz del gabinete de Pedro Sánchez, Isabel Rodríguez, tras la polémica protagonizada por ERC y Junts después de que el partido de Carles Puigdemont haya querido echar un pulso al president Pere Aragonés nombrando como miembros de su cuota a dos de los presos del 'procés' indultados, Jordi Sànchez y Jordi Turull, y a la portavoz del partido en el Congreso, Míriam Nogueras, incumpliendo el pacto al que llegaron en un principio. Ninguno de ellos pertenece al Govern, mientras que los de Esquerra (Roger Torrent, conseller de Empresa, y Laura Vilagrà, consellera de Presidencia), sí.

Rodríguez ha intentado por todos los medios evitar hacer comentarios sobre la delegación de la Generalitat, pero ante la insistencia de las preguntas de los periodistas, ha terminado admitiendo que los que se sentarán este miércoles en Barcelona en la mesa de diálogo entre ejecutivos deberían pertenecer a los mismos, una máxima bajo la que Aragonés ha dejado fuera a los propuestos por Junts. "Nos sentamos quienes representamos a ambos gobiernos", ha asegurado en su comparecencia semanal tras el Consejo de Ministros la también ministra de Política Territorial.

Bajo ese marco, ha insistido en el "respeto" del Ejecutivo de coalición a las competencias de la Generalitat y de Aragonés para nombrar a sus miembros. Antes de la comparecencia de la ministra, el president había pedido "lealtad a la figura del presidente" a Junts, afeándoles que, además, hayan filtrado sus nombres antes de pactarlos en la reunión semanal del Govern. "A la reunión de la mesa de negociación solo acudirán miembros del Govern", ha repetido Aragonés, que ha optado por dejar fuera a su socio de coalición hasta que rectifique. "Nuestro absoluto respeto. [Aragonés] es la persona legitimada para elegir a aquellos que le representarán, como ha elegido Sánchez. Nunca se ha entendido otro marco que no fuera el de equipos de los gobiernos", ha zanjado Rodríguez.

En su comparecencia, la ministra sí ha aprovechado para dar más detalles sobre el encuentro que se celebrará en Barcelona este miércoles. Hasta ayer, era una incógnita si acudiría el presidente del Gobierno, que en una entrevista con Televisión Española a última hora de la noche confirmó su presencia. La ministra ha avanzado que primero se celebrará un encuentro bilateral entre los dos presidentes y luego se reunirán las dos delegaciones. 

La coordinación de los trabajos correrán a cargo de Félix Bolaños, sustituto de Carmen Calvo al frente del Ministerio de la Presidencia. La exvicepresidenta estuvo en la primera mesa de diálogo que se celebró en febrero de 2020, antes de la pandemia y con Quim Torra como president de la Generalitat. De la delegación del Gobierno de España que acudió entonces, solo repetirán Sánchez, cuya presencia en las mesas venideras es una incógnita, y Manuel Castells, ministro de Universidades. Del resto de ministros que estuvieron presentes, no acudirán ni la responsable de Hacienda, María Jesús Montero, ni la de Sanidad, Carolina Darias. El resto, Salvador Illa y José Luis Ábalos, están fuera del Ejecutivo.

"Ánimo de trabajo"

Antes de celebrar el encuentro, la principal diferencia entre gobiernos son los temas que se tratarán. Mientras que Aragonés insiste en hablar de autodeterminación e independencia, el Ejecutivo de Sánchez lo rechaza de plano. Es más, Rodríguez ha afirmado que el Gobierno va "con el mejor ánimo de trabajo" pero ha asegurado que los temas a tratar serán la "agenda para el reencuentro y otras decisiones como el fin de la pandemia, la recuperación económica y afrontar la modernización de nuestro país". Así, ha finalizado lanzando un órdago encubierto: "Creo que el interés de la Generalitat es que su territorio avance al mismo ritmo que España".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento