Confirman 18 años de cárcel para una mujer que encerró a su madre y la abandonó tras incendiar la vivienda

La Sala de Lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha confirmado la sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palmas que el pasado 24 de febrero condenó a 18 años de prisión a una mujer por los delitos de incendio y asesinato intentado al golpear y encerrar a su madre en su vivienda, donde la abandonó tras incendiar el inmueble aunque pudo ser auxiliada por varios vecinos que le salvaron la vida.

De esta manera, en la sentencia se consideró probado que a las 09.30 horas del 8 de enero de 2020, la mujer fue a la casa de su madre de 79 años que vivía sola en una primera planta. Mientras estaban tomando café le pidió alcohol para curar una herida a lo que su progenitora le dijo que mejor sería una crema, por lo que fue a su habitación y cuando estaba inclinada en la mesita de noche, su hija le dio un fuerte golpe en la nuca.

Asimismo, empezó a decirle que la iba a encerrar y a "pegar fuego" a la casa, por lo que cerró la puerta del dormitorio con la llave que estaba en la cerradura, dejándola sin posibilidad de salir. Acto seguido, la acusada prendió fuego al sofá con un mechero, se marchó del lugar e ignoró las súplicas de su madre quien desde la ventana le pedía que la "sacara de ahí".

La señora intentó romper sin éxito la puerta de la habitación y decidió pedir auxilio por la ventana, gritos que fueron escuchados por los varios vecinos, entre ellos un varón que colocó una escalera debajo de la ventana y ayudó a la mujer a salir a la calle, donde otros vecinos colaboraron.

Fue el vecino que llevó la escalera quien además desconectó la corriente del edificio y accedió a la vivienda usando una 'pata de cabra' para sofocar el incendio con un extintor de la zona común del inmueble.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento