Un alza del SMI a 1.000 euros mensuales restaría hasta 130.000 empleos, según un estudio de la Cepyme

Imagen de recurso de varios 'riders'.
Imagen de recurso de varios 'riders'.
Archivo

Un incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) del 5,3% hasta los 1.000 euros en catorce pagas en 2022 tendría un impacto negativo sobre el empleo en dos años entre 60.000 y 130.000 puestos de trabajo, tanto destruidos como no creados, según estudio de la empresa de recursos humanos Randstad y la patronal Cepyme.

Este incremento, que contempla un aumento intermedio del 2% para este año hasta los 969 euros en 14 pagas, "incidiría de manera muy lesiva" en sectores especialmente perjudicados por la actual crisis, como la hostelería y el comercio, así como entre los jóvenes y en los trabajadores con menor cualificación, añade el informe.

El estudio también apunta que ese incremento del 2% para este año supondría llevar el SMI a "una proporción superior al 65% del salario medio en al menos 9 comunidades autónomas, superaría el 60% en 12 de las 17 comunidades y estaría por encima del 73% en dos de ellas".

"Esta subida se plantea en un momento muy complicado para la economía española"

El documento señala además que un aumento del 5,3% del SMI para 2022 supondría un incremento acumulado de más del 52,6% desde 2016.

"Hay que recordar que esta subida se plantea en un momento muy complicado para la economía española", subraya Cepyme, que se opone como la patronal CEOE a una subida ahora del SMI, congelado desde enero en 950 euros al mes.

El Ministerio de Trabajo, la patronal y los sindicatos no han logrado cerrar un acuerdo sobre la cuantía de una subida que el Gobierno prevé llevar a cabo de forma inmediata.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha insistido este lunes en que la subida del salario mínimo se producirá de manera inminente. Pero rechazó concretar cuándo. "Lo vamos a subir cuanto antes", se limitó a señalar. Los sindicatos apuestan por una subida superior a 25 euros al mes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento