20 millones de españoles vivieron pegados a la tele la llegada del hombre a la Luna

El astronauta Edwin 'Buzz' Aldrin, sobre la superficie lunar.
El astronauta Edwin 'Buzz' Aldrin, sobre la superficie lunar.
NASA

El 21 de julio de 1969 (la diferencia horaria hizo que en España se viera un día más tarde que en EE UU), 20 millones de españoles vivieron la llegada del hombre a la Luna pegados a los televisores en blanco y negro. TVE retransmitió en directo, minuto a minuto, semejante hazaña. El periodista Jesús Hermida, corresponsal de la cadena pública en EE UU, fue el encargado de contarlo desde el Centro Espacial de Houston.

Jesús HermidaHermida afirma en declaraciones a 20minutos.es que "fue una ocasión única en España y en Europa que no se ha repetido. En aquellos días sólo estaban las televisiones estatales, así que todo un país, España, estaba viendo la misma cosa en el mismo momento y en el mismo canal. El 11-S, por ejemplo, fue muy distinto: todo el mundo lo vio pero en distintos canales, había muchas opciones".

Aquí, en España, "fue un acontecimiento único en un país muy atrasado en algunos aspectos", explica Hermida, quien cuenta que en EE UU se vivía un fervor patriótico por alcanzar a los rusos en la carrera espacial en plena guerra fría. Mientras, en España había tan sólo alrededor de tres millones de televisores, según calcula Hermida. "Quien no tenía televisión iba a casa del vecino o se bajaba a un bar. Hubo una sintonía total. Y ese acontecimiento no se repetirá nunca".

Cómo lo vivieron

No todo el mundo vivió igual el acontecimiento. Pedro tenía entonces 19 años y cuenta a 20minutos.es que él vio "parte de la retransmisión pero no cuando pisaron la Luna, fue demasiado tarde y teníamos que trabajar la mañana siguiente".

Lanzamiento del Apollo 11Lanzamiento del Apollo 11

María, que ahora cuenta con 59 años, todavía recuerda con emoción aquel momento. "Estuvimos toda la noche pegados al televisor, fue algo muy importante y al día siguiente fui a trabajar sin haber dormido en toda la noche". Sin embargo, Pablo, que contaba entonces con 18 años, no le dio mucha importancia. "Me fui a dormir, y al día siguiente, como salía en todos sitios, no pude evitar verlo, pero tampoco fue algo que me llamara entonces mucho la atención". Eso sí, recuerda que "enseguida la gente empezó a comentar si era falso" y si la llegada del hombre a la Luna fue un fraude.

El año que Franco designó sucesor

En España, un día después de verse la llegada del hombre a la Luna, se viviría otro acontecimiento histórico: el 22 de julio en las Cortes Generales Franco designaba a Juan Carlos de Borbón  para sucederle a su muerte, como rey de España. Ese mismo año la dictadura de Franco había dictado la ley marcial en Madrid, cerrándose la Universidad y arrestando a más de 300 estudiantes.

Por su parte, el almirante Carrero Blanco fue nombrado vicepresidente del Gobierno, y España se retiraba definitivamente de Marruecos. Las protestas en el país fueron constantes ese año; en Asturias 25.000 mineros se declararon en huelga. Además, se llevó a cabo un consejo de guerra contra cinco sacerdotes vascos acusados de protestar por las detenciones de algunos compañeros. También fue el año en que el Gobierno español acordó el cierre total de la frontera con Gibraltar. La nota de color la puso la victoria de Salomé en el  Festival de la Canción de Eurovisión.

La prensa y la Luna

Los periódicos abrieron sus ediciones durante los días siguientes con grandes titulares. ABC mostraba al Papa Pablo VI observando por un telescopio la zona en la que iba a posarse el Eagle: "El Papa ha contemplado la obra de Dios por medio de la mirilla del progreso".Informaciones le dedicó toda su portada: "Toda la Tierra mira a la Luna".

A las 3.56, Armstrong puso el pie izquierdo en el Mar de la Tranquilidad. ¿Qué hace la nave soviética?
El Alcázar titulaba: "El hombre pisó la Luna. A las 3.56, Armstrong puso el pie izquierdo en el Mar de la Tranquilidad. ¿Qué hace la
nave soviética?". Por su parte,
Puebloexplicaba a sus lectores: "Un paisaje cruel, un cementerio de peñascos, un
mar de gravilla: eso es lo que hay", y el 
periódico Madrid anunciaba: "La Luna ya es del hombre".

Fresnedillas y Maspalomas

España desempeñó un papel crucial en la llegada del hombre a la Luna. Las estaciones españolas de seguimiento espacial en Fresnedillas (Madrid) y Maspalomas, en la isla de Gran Canaria, coparon parte del protagonismo. Tras un largo silencio en las comunicaciones con el Apollo 11 al pasar por la cara oculta de la Luna, la estación de Fresnedillas fue la primera en captar la señal del Apollo: "Aquí Houston, Madrid acaba de recoger la primera señal del Apolo 11 tras salir de la cara oculta de la Luna".

En Maspalomas, uno de los aspectos que siempre se ha recordado de la misión Apollo 11 fue el seguimiento del ritmo cardíaco de los astronautas y el notable aumento de las pulsaciones que se observó en Armstrong en los momentos en que descendía por la escalerilla del módulo para poner su pie en la Luna.

Luis Ruiz de Gopegui, director en aquel momento de Frenedillas, explica en declaraciones a 20minutos.es que "era una misión muy importante , pero cuando estabas en el barullo, había que hacer infinidad de cosas y esas cosas pequeñas eran las que te preocupaban. Vivíamos pendientes de lo que teníamos que hacer".

 Desde Fresnedillas siguió minuto a minuto la llegada del hombre a la Luna

Actualmente, la estación de Maspalomas ha pasado a pertenecer al Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA) y se encarga del seguimiento de los satélites españoles, como el Hispasat, y de colaboraciones conjuntas tanto con la NASA como con la Agencia Espacial Europea (ESA). Fresnedillas, por su parte, terminó su colaboración con la NASA en 1984. La agencia estadounidense tiene actualmente centradas sus operaciones en España en la estación madrileña de Robledo de Chavela.

Celebra con nosotros el 40 aniversario. Envíanos tus fotos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento