Pedro Jiménez
Pedro Jiménez, conducido por los Mossos a la comisaría de L'Hospitalet. ARCHIVO

La Asociación Nacional de Víctimas de Delitos Violentos ha presentado una queja formal ante el Consejo General del Poder Judicial contra la anulación por parte del Tribunal Supremo de la condena interpuesta por la Audiencia de Barcelona a Pedro Jiménez por violar y asesinar a dos mujeres policías ya que, según el Supremo, debió ser juzgado por un tribunal de jurado.

Repetir el juicio conseguirá que los familiares de las fallecidas no se recuperen de sus traumas

El presidente de la ANVDV, José Miguel Ayllón, ha denunciado que repetir el juicio lo único que conseguirá es que los familiares de las fallecidas "víctimas ya, no se recuperen de sus traumas".

El escrito critica que el TS con esta sentencia "ignora los derechos de las víctimas dentro del proceso judicial" recogidos en la Decisión Marco del Consejo de Europa del Estatuto de la Víctima dentro del Proceso Penal de 15 de marzo de 2001, que afirma que las autoridades deben "prevenir la victimización secundaria o evitar que la víctima se vea sometida a tensiones innecesarias".

Además, apunta que la ONU recoge unos Principios Fundamentales de Justicia para las Víctimas de Delitos y del Abuso de Poder que contempla que las víctimas "serán tratadas con compasión y respeto por su dignidad".

Por otro lado, la queja recuerda que "para los familiares y amigos de una joven que fue violada y asesinada, el proceso es traumático y cuanto más se repita el juicio o se alargue el proceso, más irrecuperables son las lesiones que causa el trauma".

Añade que en esta clase de "horrendos crímenes" afectan de forma especial a los derechos a la dignidad personal y propia imagen e intimidad de las víctimas y sus familiares porque "determinados detalles o circunstancias del crimen, los más escabrosos" son los que utiliza la Justicia para "imputar y condenar, y, por tanto, se hacen públicos".