Nuevo curso, viejos propósitos: pautas que ayudan a aprender inglés, pero bien

  • Hace mucho que hablar inglés no es un mérito sino una obligación de cualquier curriculum.
<p>Una escena de la serie 'Juego de Tronos' con subtítulos.</p>
Ver series, como 'Juego de Tronos', con subtítulos ayuda a aprender inglés.
YOUTUBE

Hablar inglés se ha convertido en uno de los propósitos más habituales de los españoles, ya sea en enero, con el nuevo año, o en septiembre, con el nuevo curso. Son dos momentos perfectos para ponerse las pilas con este propósito.

Hace mucho que dominar la lengua de Shakespeare no es un mérito sino una obligación de cualquier curriculum. Hay que aprender inglés para optar a un buen empleo. Luego puede que no sea imprescindible en el día a día de ese trabajo, pero la empresa usará esta competencia como un filtro más.

Septiembre es el mes preferido por los españoles para ponerse, en serio, a aprender inglés, según datos de ABA English. Esta empresa apunta cinco pautas que nos pueden ayudar a aprender inglés, pero bien.

‘Engancharse’ a una serie

Ahora que estamos de vuelta en la rutina, incluyamos en ella el visionado de una nueva serie anglosajona que encaje a la perfección con nuestros gustos y preferencias. Qué mejor que, tras una dura jornada, poder relajarse y disfrutar diariamente con nuestra nueva serie favorita y, sin darnos cuenta, aprender inglés de una forma natural y continua. Revisemos la nueva cartelera de series, y acostumbremos nuestros oídos al inglés.

Hablar con personas nativas

La pronunciación y la escucha son las habilidades que menos dominan los españoles por el tipo de enseñanza a la que hemos sido expuestos. Soltarse y hablar para mantener una conversación es fundamental. Hay que perder el miedo al inglés. Hagámoslo de la compañía de personas anglófonas con las que acostumbrar nuestro oído al idioma. Busquemos un amigo nativo en inglés y ganemos soltura junto a él.

Practicar aficiones… en inglés

Dejemos de ver al inglés como un enemigo. El truco está en divertirse con el idioma mientras practicamos nuestras aficiones. Si somos unos ‘seriófilos’, aprovechemos para pasárnoslo en grande viendo nuestras series y películas favoritas… pero hagámoslo en inglés.

Evitar los atracones de septiembre

El ansia por mejorar nuestro inglés suele llevarnos al error de estudiar en “atracones” y grandes dosis, algo que no favorece en absoluto a la retención de la información. Se debe ser constante y regular para alcanzar la meta. Es mejor dedicar 15 minutos cada día a aprender inglés y, por lo tanto, hacerlo en pequeñas “píldoras” para recibir toda la información de manera más natural, que invertir tres horas seguidas en un solo día a la semana. Está demostrado que, de esta forma, el aprendizaje se asimila mucho mejor.

Marcarse un propósito realista y constante

Hagámoslo, pero siendo realistas y, sobre todo, tenaces con el propósito para no tirar la toalla antes de tiempo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento