Logo del sitio

Las 20 zonas más calientes de ellos (II): aprende a dar un masaje sensitivo

  • Los masajes no se deben hacer en la cama porque es muy incomodo.
  • Las 20 zonas más calientes de ellos: ser su dueña.
  • Mañana: dulces ataduras.
Estos masajes pueden llevar al orgasmo. (ARCHIVO).
Estos masajes pueden llevar al orgasmo. (ARCHIVO).
ARCHIVO

La mayoría de los hombres son muy perezosos a la hora de dar o recibir caricias en toda la piel, a ellos les gusta ir al grano y también prefieren que lo hagas tú. Pero un buen masaje puede que le haga comprender que estaba equivocado.

5. Elige bien el lugar. Seguro que cuando he dicho masaje has pensado en la cama. Pero si tu cama es una buena cama de matrimonio, no hay lugar más incómodo para entretenerte dando un buen masaje sensitivo, terminarás con los riñones al jerez y si te colocas sobre sus piernas él terminara con ellas dormidas y no se enterará de lo que le estás haciendo.

El mejor sitio es la mesa de la cocina si es fuerte y se te puede mover a su alrededor o la mesa del comedor si reúne las mismas características, si no tienes una mesa de esa altura lo siguiente mejor (pero no tan bueno) es un sofá y una banqueta o reposapiés donde puedas estar cómodamente sentada. Prepara las cosas de antemano, cubre la mesa con una toalla para hacerla más mullida y para que no se manche con el aceite. Busca una música suave, o ruidos de campo, mar etc. Algo que te relaje a ti y a él, también puedes poner velas de olor o aceites de quemar, según prefieras.

6.Aceites. Los aceites son una apartado especial. Hay tiendas especializadas donde pueden venderte un excelente aceite de masajes y algún aceite esencial que te guste especialmente, el de rosa o jazmín son muy erógenos y sugerentes, no uses aceites de romero, tomillo o hierbas curativas porque suelen ser antierógenas.

Los aceites esenciales no se pueden usar para masajes porque son muy agresivos y queman la piel, se usan mezclados en gotas (la proporción es tres cucharadas soperas de aceite de masaje no perfumado, por una gota de aceite esencial) con tres cucharadas soperas que depositarás en un plato tienes de sobra para un buen masaje. Toma cada vez una pequeña porción con los dedos, extiéndela frotándote las palmas de las manos y ya está todo preparado para empezar. Conviene que él se duche antes del masaje, así con su piel limpia, lo saboreara mejor y tú lo disfrutaras más

7.Boca abajo. Empieza por colocarle boca abajo. El movimiento va desde el pelo y la cara hasta los pies, pasando por los brazos y las manos. Tienes que sentir el latido de su piel bajo tus manos, ser toda manos para experimentar el placer de tener a tu disposición un cuerpo para explorar en toda su geografía, no pienses en él, no le busques su placer, disfruta tú. Este juego es de una condición tal que cuanto mejor te lo pases tú, mejor se lo pasará él. Recuerda que además de manos tienes: brazos, codos, pelo (si lo tienes largo, úsalo como un látigo) y uñas.

No uses las uñas al principio. Primero amasa grandes superficies de piel con movimientos en círculos. Si en algunas zonas tiene cosquillas planta las palmas de las manos con cierta fuerza y déjalas quietas durante un rato; las cosquillas desaparecerán. Cuando llegues a los pies, dale un besito en la oreja y susúrrale que se de la vuelta.

8.Boca arriba. Ahora el movimiento va de los pies al pelo. No toques el pene hasta que no hayas acabado, porque en cuanto lo toques se acabo el masaje y no habrá manera de contenerle. La mayoría de los hombres interpretan cualquier caricia en el pene como preludio del coito y no es el coito lo que le espera. En la Edad Media le cortaban la mano derecha a la mujer que tocaba el pene de un hombre y algo de eso todavía nos queda, puedes masturbar, pero no mirar ni observar lo que está pasando tanto en el pene como en la cara de tu compañero.

Es este un momento bueno para aprender cosas de tu chico. Cuando llegues al pelo sigue pasando los dedos de una mano con suavidad por su cara y baja con al otra al escroto, acaricia sus testículos aprestándolos sin miedo, no son los apretones los que duelen sin los golpes. Puede que este momento su pene ya esté erecto, no te digo lo que tienes que hacer porque supongo que lo sabes, pero no le dejes que haga nada. Ni que mande nada, imponte y cuando le veas a punto, para y espera a que le baje la erección para continuar. Hazle sufrir un poco antes de llevarle hasta el orgasmo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento