El juez reabre el caso de Yeremi Vargas: las claves de la desaparición, las detenciones de su padre, sospechosos...

Archivo - Yeremi Vargas. Niño desaparecido en Santa Lucía de Tirajana. Gran Canaria
Archivo - Yeremi Vargas
AYTO. SANTA LUCÍA DE TIRAJANA - Archivo

14 años después, el caso de Yeremi Vargas ha dado un nuevo giro. El juez ha reabierto el caso del pequeño más de 14 años después de su desaparición. Lo hace por petición de la familia, que lleva desde el año 2019 recabando pruebas contra el que consideran el principal sospechoso de la desaparición, Antonio Ojeda 'el Rubio'.

El caso se reabre después de que el foco mediático se haya vuelto a poner sobre  el caso de Yeremi por las detenciones Juan Francisco Vargas, acusado de abusos sexuales a menores. Primero fue su hija de 13 años la que le denunció. Después, tras quedar en libertad provisional con una orden de alejamiento, han sido otra niña de Fuerteventura de la misma edad, y su hermana, las que han acusado a Vargas de abuso sexual. Juan Francisco también ha quedado en libertad provisional por esta denuncia

El día fatídico

El pequeño Yeremi Vargas fue visto por última vez el 10 de marzo de 2007. Era mediodía. Yeremi tenía tan solo siete años y estaba jugando en un descampado muy cercano a su casa en Vecindario, en Santa Lucía de Tirajana (Gran Canaria). El niño no regresó a casa y, fue en ese momento, cuando sus padres le perdieron la pista.

Ese mismo día, la policía comenzó una investigación, asegurando que mantenía abiertas todas las líneas de investigación pero, desde un primer momento, la familia mantuvo que el niño era tímido y asustadizo y que nunca se iría solo, por lo que alguien "podría haberle cogido por detrás" según dijo su tía, Milagros Suarez. Ese fin de semana, más de 400 personas participaron en las labores de búsqueda del pequeño. 

La investigación se centra primero en el entorno

Cinco días después de la desaparición del pequeño y sin ninguna pista reseñable, el entonces delegado del Gobierno en Canarias, José Segura, señaló que la policía, siguiendo el protocolo, estaba investigando a todo el entorno del menor: familia, amigos, vecinos, profesores...Aunque sin descartar ninguna otra hipótesis. Fue en ese momento, cuando los agentes investigaron a Juan Franciso Vargas, el padre de Yeremi.

Las sospechas sobre su padre

En el momento de la desaparición del menor, Juan Francisco e Ithaisa se estaban separando, lo que rápidamente levantó sospechas hacia el padre. Ya en una entrevista del año 2013 confirmó que la relación con la familia de la madre de Yeremi era "tensa" y que no le dejaba ver a otro de los hijos que tenían en común.

Por todo esto Juan Francisco fue investigado, pero su participación en el caso se descartó porque tenía coartada. Según declaró, ese día había trabajado en una finca y a la hora en la que la investigación cree que se pudo producir el supuesto secuestro de Yeremi estaba en otro lugar de la isla. Finalmente se pudo comprobar la coartada, ya que durante las horas en las que se cree que pudo desaparecer el niño fue parado por la Guardia Civil.

Las primeras hipótesis de la policía apuntaron aun secuestro

Como ya dijo la Policía, todas las líneas de investigación estaban abiertas. El 19 de marzo de 2007, los agentes detuvieron a un vecino de Agüimes. El chico, de 27 años, había pedido 6.000 euros a la familia a cambio de liberar al menor. Pero la policía comprobó que no tenía nada que ver con la desparición y solo lo hizo por fines económicos. Finalmente se le acusó de extorsión a la familia. 

En agosto, la Guardia Civil detuvo a un hombre acusado de tratar de secuestrar a una niña de 11 años cuando se encontraba cerca de su casa, en la misma localidad en la que desapreció Yeremi. Pero finalmente, no se le pudo vincular con su caso.

El caso se cierra, pero la investigación continúa

Finalmente, pese a los esfuerzos de la policía, el caso se cierra por falta de indicios, pero la investigación nunca para. Por ejemplo, en el año 2010, cuando se descubrió el caso de Fernando Torres Baena, un profesor de karate que abusaba de sus alumnos, la policía investiga su vivienda tratando de encontrar algo que lo relacione con Yeremi, pero no hay ninguna prueba. 

<p>La familia de Yéremi Vargas en una concentración en 2017 para protestar por el archivo de las investigaciones abiertas contra El Rubio.</p>
La familia de Yeremi Vargas pide la reapertura del caso
EFE

La policía intenta que el caso no caiga en el olvido

En el año 2012, la Guardia Civil anunció que tenía nuevos datos sobre un vehículo y ropa del menor, pidiendo la colaboración ciudadana para encontrar nuevas pistas llegando a crear un correo y un teléfono exclusivamente para el caso Yeremi.

La Guardia Civil trabajó sobre varias hipótesis ese año: venganza familiar, tráfico de seres humanos, pederastia, tráfico de órganos... Investigaron también a centenares de presos y vecinos de la localidad relacionados con delitos contra menores. Los investigadores llegaron incluso a trasladarse a Escocia para investigar a tres pederastas presos allí que habían estado en Canarias cuando Yeremi despareció.

Restos óseos en la zona de la desaparición de Yeremi

En el año 2015 se abre una nueva vía de investigación. El ministro del Interior de ese momento, Jorge Fernández Díaz, confirmó que se habían encontrado restos óseos cerca del lugar de la desaparición de Yeremi y que se iba a comprobar si los huesos pertenecían al menor. Pero la investigación determinó que los restos pertenecían al cuerpo de una mujer de edad avanzada.

El principal sospechoso: Antonio Ojeda "el Rubio"

Finalmente las pesquisas de la policía dieron sus frutos y el 1 de junio de 2016 la Guardia Civil localizó a un sospechoso de lo que ya se pensaba que era la desaparición y el homicidio de Yéremi. Se trataba de Antonio Ojeda 'El Rubio', un hombre que se encontraba en la prisión de Algeciras por abusar sexualmente de otro menor. Para poder investigar su implicación en el caso, el preso fue trasladado a una prisión al sur de Gran Canaria, donde se negó a declarar y a ofrecer muestras de ADN.

A partir de aquí, hay un baile de versiones. Un compañero de celda de 'El Rubio' dijo que le había contado cómo un vecino acabó con la vida del menor y quemó su cuerpo, algo que Ojeda negó después. Mientras, otro compañero cuenta que  Ojeda le confesó que el caso de Yeremi "se le había ido de las manos" y que tuvo que "desaparecerlo" según recoge el 'New York Times'. 

Pero, finalmente, el Juzgado de Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana,  consideró que no existían pruebas sólidas que incriminasen a 'El Rubio' en el caso de Yéremi. 

La familia pide la reapertura del caso

En el año 2019, coincidiendo con el día en que Yeremi hubiera cumplido los 20 años, sus padres pidieron la reapertura del caso. En una emotiva carta que Ithaisa le dedica a su hijo dice que dedicará "cada segundo de su vida a hacer justicia" y que sabe que "desde el cielo nos estás guiando. Por eso sigo los pasos que mi corazón me dice. Nunca tiraremos la toalla".

Los padres piden además que se releve del caso al juez que en 2017 archivó el caso y que absolvió a "el Rubio" por falta de pruebas ya que siempre han pensado que era uno de los sospechosos más firmes de la desaparición de su hijo.

Detienen a Juan Francisco Vargas

El último giro de tuerca de este caso que se prolonga ya 14 años se ha producido esta misma semana. Juan Francisco Vargas ha sido detenido este martes por la presunta agresión sexual a su hija de 13 años. Fue la propia menor la que denunció a su padre que, aunque ha quedado en libertad, tiene ahora una orden de alejamiento hacia su hija. 

Las primeras declaraciones de Juanfran, padre de Yeremi Vargas.
Las primeras declaraciones de Juanfran, padre de Yeremi Vargas.
MEDIASET

Juan Francisco aclaró en una carta dirigida al 'Programa del Verano' que había sido víctima de un "complot". Vargas explicó que hacía mes y medio que su hija no le hablaba por lo que se alegró de que quisiera recuperar la relación con él y, esa noche, la niña "vino a casa de mi novia y se metió en nuestra cama para ver una película". Vargas niega las acusaciones de su hija: "Me quedé dormido y me despertó mi hija diciendo que había intentado violarla. Me desmayé de la impresión, me quedé dando convulsiones en el suelo".

"No tiene absolutamente nada que ver con lo que le pasó a mi hijo"

Inmediatamente después de esta noticia, las redes sociales se llenaron de publicaciones en las que se relacionaba a Juan Francisco Vargas con la desaparición de su hijo. Sin embargo, su madre ha negado en sus redes sociales cualquier relación entre la denuncia de la menor de 13 años y la desparicion de Yeremi: "Este tema no tiene absolutamente nada que ver con lo que le pasó a mi hijo. Y por respeto a todos no voy a hacer ningún tipo de comentarios".

Nueva detención de Juan Francisco Vargas

En medio de esta nueva vorágine, la Policía Nacional ha detenido por segunda vez esta semana al padre de Yeremi Vargas por una supuesta agresión sexual a una niña de 13 años, esta vez la denuncia proviene de una joven que asegura que fue agredida hace un año en la isla de Fuerteventura.

Según la denuncia, la niña habría decidido contarle a sus padres lo sucedido a raíz de las informaciones de estos días sobre la supuesta agresión sexual a su hija de 13 años, por la que Juan Francisco Vargas fue detenido este martes. Al enterarse los familiares de lo ocurrido decidieron acudir a la policía para denunciar los hechos. Vargas ha vuelto a quedar en libertad provisional.

Una vez se encontraron ante la policía, la hermana de esta niña también dijo que Vargas la había realizado tocamientos, por lo que la policía la animó a denunciar. de esta forma ya son tres las menores que han denunciado a Francisco Vargas por abuso sexual.

La reapertura del caso

Ahora, el Juzgado de Instrucción número de 2 de San Bartolomé de Tirajana ha decretado la reapertura del caso de Yeremi Vargas y el abogado de la familia, García-Montes espera que la Fiscalía se muestre favorable para que se puedan practicar las diligencias solicitadas. 

Estas diligencias, que figuran en la resolución del juez, se refieren a la identificación de los responsables de la desaparición del niño, averiguación de las circunstancias que rodean su comisión y los medios de prueba que puedan considerarse necesarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento