Fertilizantes, matarratas o detergentes... las técnicas para adulterar cocaína que han dejado dos muertos en Cáceres

Sustancias con las que se suele adulterar la cocaína
Sustancias con las que se suele adulterar la cocaína
HENAR DE PEDRO

¿Qué lleva una raya de cocaína? Quizás, lo que menos, cocaína. Según la Guardia Civil, solo entre el 8% y el 40% de una raya es realmente cocaína, todo lo demás son sustancias adulterantes como levamisol, cafeína, fertilizantes matarratas o detergentes, entre otras.  Algunas de ellas forman un cóctel mortal que acaban con la vida del consumidor. 

Eso ha pasado este martes en Cáceres, donde dos personas han fallecido y varias están intoxicadas después de consumir cocaína adulterada. Algunas llegaron a tener alucinaciones, manía persecutoria e incluso frieron huevos en fairy. "La cocaína nunca llega a la calle 100% pura", confirma Miriam Romero, educadora social de la Asociación Vieiro especializada en drogodependencia y adicciones. Estas son solo algunas de las peligrosas consecuencias de consumir cocaína que se pueden agravar aún más dependiendo del cóctel de sustancias con la que se adultere.

¿Qué es la cocaína?

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA): "La cocaína es una droga estimulante y adictiva elaborada con las hojas de la planta de coca, nativa de América del Sur.  En la calle se vende como un polvo blanco fino cristalizado".

Eso hablando de la droga pura, pero nunca llega así a la calle: "La cocaína como tal tiene un poder de estimulación enorme, por eso se 'corta', es decir, se altera. Según las personas por las que vaya pasando se le va añadiendo aquello que se tiene más a mano. Por eso nunca sabemos que estamos consumiendo realmente", explica la educadora. 

En la mayoría de los casos, casi el 70%, se consume esnifando la cocaína por la nariz, pero también hay quien pasa la sustancia por las encías, quien la inyecta directamente con una aguja y algunos la fuman o la inhalan por la boca. Y cada una de estas formas de consumo tiene unas consecuencias distintas, si bien, todas son perjudiciales para la salud y altamente adictivas.

Los efectos nocivos de la cocaína per se

Según la Fundación Instituto Spiral, la reacción inmediata después del consumo de la cocaína es la de un falso placer: locuacidad, euforia, sensación de lucidez mental, omnipotencia, carencia de fatiga y sensación subjetiva de incrementar las capacidades psíquica y física. 

Sustancias con las que se suele adulterar la cocaína
Sustancias con las que se suele adulterar la cocaína
Henar de Pedro

Justo después se sobrevienen los efectos negativos: aumenta la temperatura corporal, la frecuencia cardíaca y se dilatan las pupilas. Después la persona se comienza a volver más desconfiada, celosa, intranquila...por lo que poco a poco el consumidor entra en un estado de ansiedad y agresividad que deja los músculos tensos. En algunos casos, se puede llegar incluso a tener paranoia o manía persecutoria. 

Por último, llega lo que comúnmente se denomina "el bajón", cuando el cuerpo elimina la droga del organismo. Es entonces cuando el consumidor se sentirá triste, irritado, ansioso y comenzará a querer consumir de nuevo para evitar ese bajón. Hasta que llega la adicción, y poco a poco la tolerancia. Cada vez tendrá que consumir más droga para tener los mismos efectos, y volverá a consumirla para evitar "el bajón", así, hasta que la necesite para estar normal.

Los peligrosos efectos a largo plazo

Dependen, de alguna forma, de la manera en la que se consume la cocaína, según el NIDA. Si se inhala hay pérdida del olfato, hemorragias nasales, goteo frecuente o problemas para tragar. Si se fuma produce tos, asma, dificultad respiratoria o neumonía.

En sus formas más infrecuentes de consumo, si se ingiere por la boca provoca un deterioro del intestino y la reducción del flujo sanguíneo. Si se inyecta con aguja hay un mayor riesgo de contraer VIH, hepatitis C, infecciones de la piel, cicatrices o colapso de las venas.  Todo esto, además de la adicción y los efectos psicológicos que eso produce.

Pero independientemente de su forma de consumo "la cocaína es un estimulante del Sistema Nervioso Central por lo que puede provocar paradas cardíacas, golpes de calor...Y, a largo plazo lo que suele desencadenar es un problema mental como consecuencia de la adicción", declara Romero.

Cantidad de cocaína consumida en la UE, por edades
Personas que consumen cocaína en la UE en 2019
Informe Europeo sobre Drogas 2020

¿Quién y por qué adultera la cocaína?

Hay que tener en cuenta que la cocaína pasa por muchas manos antes de llegar a las del consumidor. La Policía Nacional advierte de que la droga pasa, al menos por tres manos (productor, distribuidor y vendedor) que la añaden sustancias antes de llegar al consumidor final.  

"La cantidad de cocaína es muy poca, por lo que se corta para conseguir más con cualquier cosa que se polvo blanco: yeso, tiza, medicamentos...", explica la experta. Habitualmente, con qué sustancia se altera depende de la disponibilidad de químicos que tenga el vendedor, pero en general, hay dos tipos de sustancias adulterantes: los que solo sirven para aumentar el volumen como la harina, o los llamados "placebos", como la cafeína, que imitan o potencian los efectos de la cocaína.

Matarratas, detergente, levamisol...¿Con qué se adultera la cocaína?

La Guardia Civil y la Policía Nacional han encontrado casi cualquier cosa en la cocaína que incautan: talco, detergente, matarratas, pesticidas, desatascadores, fertilizantes...casi de todo, menos cocaína.

Entre los más comunes están fármacos de venta libre como el paracetamol, la benzocaína y la lidocaína que pueden relajar los músculos o bajar la temperatura corporal, entre otros efectos, dependiendo de cada fármaco. También sustancias alimentarias como la lactosa, la glucosa o la cafeína que pueden generar excitación, convulsiones, insomnio, ansiedad, palpitaciones y una mayor adicción según la NIDA. Todos ellos, efectos que ya tiene la cocaína y que se agravan con esta adulteración.

Otros químicos muy utilizados son la fenacetina, que causa daños graves en el riñón y en el hígado, incontinencia y dolores de espalda, el ácido bórico, un insecticida que genera convulsiones, e incluso sosa cáustica, una sustancia muy tóxica para el cuerpo humano. 

Pero quizás la sustancia más común es el levamisol, con la que se corta la cocaína en origen casi desde los años 90. Se trata de un desparasitante de animales que, al metabolizarse junto a la cocaína, provoca un efecto estimulante y una sensación de euforia. Pero también tiene unos fortísimos efectos perniciosos: mareos, nauseas, diarreas y, a largo plazo, debilita el sistema inmune, provoca infecciones y reduce el número de glóbulos blancos.

¿Qué consecuencias tiene el consumo de cocaína adulterada?

A los peligrosos efectos de consumir cocaína se le suman además todos los efectos secundarios que provocan cada una de las sustancias con las que se 'corta' la droga. De esta manera, se forma un cóctel arriesgado y dañino. La principal consecuencia es que aumenta el riesgo de lo que se denomina un "mal viaje", es decir de tener una intoxicación o una sobredosis que se puede tener, incluso, la primera vez que se consume la droga. 

A la sobredosis se llega por un alto consumo de droga y a la intoxicación por que las sustancias hayan formado un cóctel demasiado pernicioso, pero sus consecuencias son parecidas: tiene efectos psicológicos como obnubilación, alteraciones de los sentidos, alucinaciones, manía persecutoria...Pero los más dañinos son los físicos. La presión arterial se eleva inicialmente y luego cae pudiendo llegar al colapso, hay alteraciones respiratorias y puede llegar a provocar infartos, embolias y la muerte. 

¿Es posible distinguir la cocaína adulterada de la pura?

En general, no. Es posible que el ojo experto pueda distinguir cuando un gramo de cocaína lleva harina, yeso o tiza, aunque en la mayoría de los casos son sustancias que pasan desapercibidas. Pero los químicos, como el levamisol, son indistinguibles al ojo humano. Solo se puede saber si se ha adulterado con químicos con un análisis exhaustivo en laboratorio.

¿Cuál es más peligrosa?

El consumo de cocaína es peligroso siempre, independientemente del tipo, de la cantidad o de la frecuencia. "La cocaína 100% pura podría llegar a matar en un solo consumo por su poder de estimulación", asegura Romero. Pero una vez alterada, a los efectos nocivos de la cocaína se le suman los de el levamisol, el medicamento o la sustancia que se le añada, por lo que el cóctel también puede ser mortal. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento