España dona material a Mauritania para que luche contra el terrorismo y controle la inmigración ilegal

  • Interior invierte casi 100.000 euros en monoculares de visión nocturna y ordenadores antifalsificación.
  • ​El Ejecutivo firmó en abril una orden que también servirá para dar ayuda a Gambia, Ghana y Senegal.
Grande-Marlaska e Ylva Johansson, comisaria europea de Interior, en una visita a Mauritania.
Grande-Marlaska e Ylva Johansson, comisaria europea de Interior, en una visita a Mauritania.
Ministerio del Interior

El Ministerio del Interior ha realizado dos compras por un valor de 100.000 euros de material que donará a Mauritania. La cartera que dirige Fernando Grande-Marlaska enmarca la inversión en su lucha "contra el terrorismo, el tráfico de drogas y cualquier otra forma de delincuencia transfronteriza que constituya una amenaza para la seguridad interior e internacional". El país africano es clave en estos asuntos, como también lo es en la ruta migratoria a Canarias, un fenómeno ha repuntado tras el año de pandemia.

Según los expedientes a los que ha tenido acceso 20Minutos, la primera adquisición supera los 50.000 euros, precio pagado por varias terminales informáticas que permiten el acceso y el análisis de datos de dispositivos móviles "para su utilización en casos de investigación criminal y obtención rápida y segura de datos". Además, son capaces de salvar bloqueos y contraseñas de los dispositivos o acceder a datos ya eliminados

Otro de los lotes adquiridos son ordenadores que son capaces de inspeccionar documentos para "identificar falsificaciones y descubrir alteraciones" sin dañarlos. "Permite descubrir y autenticar cualquier información embebida en pasaportes, carnés de identidad, billetes...", reza el pliego de la compra. En el contrato restante, Interior adquiere por alrededor de 50.000 euros hasta 16 monoculares de visión nocturna.

Colaboración entre países

Desde el Ministerio explican a este diario que Mauritania es destinatario de fondos similares desde 2006. Las mismas fuentes definen como "previsible" que estas ayudas bilaterales "continúen en los próximos años, aunque el material adquirido puede variar". Con todo, estas compras se enmarcan en una resolución del propio Ministerio, fechada el 22 de abril de 2021, en la que se acordó la concesión de ayuda material a Mauritania y a otros países de su entorno, como Gambia, Ghana o Senegal, por un importe máximo de casi 3 millones de euros. Esta cifra dobla la cantidad fijada en una resolución similar: la anterior, de junio de 2020, marcaba la ayuda para el pasado año en un millón y medio de euros. Con ese dinero se compraron, además de material similar al mencionado, 35 todoterrenos y 28 quads.

Así, estas adquisiciones son las primeras que destinará Interior a Mauritania bajo el nuevo convenio, que se firmó después de que Marlaska intensificara los lazos con la república africana en los meses anteriores. El 25 de enero de este año, el ministro recibió en Madrid a su homólogo mauritano, Mohamed Salem. La visita se debió al seguimiento del convenio hispano-mauritano de seguridad. La primera convocatoria de este comité tuvo lugar en octubre de 2018, mientras que la segunda, prevista para 2020, tuvo que ser aplazada por la situación sanitaria derivada de la pandemia.

Además, Marlaska visitó el país africano en septiembre de 2020. Lo hizo junto a la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, ante el aumento de las pateras que llegaban entonces a las Islas Canarias. “Mauritania es un socio preferente para España y también para la UE. Este viaje es una muestra más del compromiso de las relaciones bilaterales y también para ayudar en las relaciones multilaterales UE-Mauritania”, declaró entonces Marlaska, que una semana antes había estado en Argel por motivos similares.

Según recuerdan desde la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Mauritania es uno de los países clave en la ruta canaria de los migrantes "por su importancia estratégica y su condición de país bisagra entre el Magreb y el Sahel". Es por ello que los acuerdos entre ambos países se vienen dando desde 1990. Además, Mauritania y Marruecos son los únicos estados que readmiten migrantes de terceros países que son expulsados de España tras entrar de forma irregular

Un crecimiento de casi el 150%

Tras un 2020 marcado por la pandemia de coronavirus, la llegada irregular de migrantes en 2021 ha comenzado a recuperar los niveles preCovid. Si en abril llegaron 7.175 personas de manera irregular a España (un aumento del 20% respecto a 2020), a 15 de agosto ya se ha registrado la entrada de 18.443 migrantes, un 54,1% más que en 2020 (11.976). En 2019 a estas alturas se registraron 18.018 entradas

Sin embargo, el aumento se acentúa respecto al año pasado en los datos sobre la llegada de inmigrantes a Canarias por vía marítima, cifra que ha crecido un 144,4%. Este año han entrado por esa vía 8.222 migrantes, cifra muy superior a los 3.364 de 2020. No obstante, los niveles están aún lejos de los cosechados en 2019, cuando entraron 14.591 personas. En cuanto a las embarcaciones llegadas este año, se han registrado 218, el doble que las 110 de 2020, pero la mitad de 2019, cuando llegaron 542.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento