La vida extraterrestre podría existir en un nuevo tipo de planetas, los mundos 'hiceánicos'

Impresión artística de un exoplaneta 'hiceánico'.
Impresión artística de un exoplaneta 'hiceánico'.
Nikku Madhusudhan

A la hora de buscar vida en otros puntos de la Vía Láctea más allá de la Tierra, la mayoría de las investigaciones se centran en encontrar mundos similares a los ya conocidos con temperaturas habitables. Sin embargo, esto no descarta la posibilidad de hallar vida en exoplanetas menos parecidos a la Tierra, de ahí que se abra una nueva ventana de búsqueda alternativa.

Esto es precisamente lo que ha hecho un equipo de astrónomos liderado por el astrónomo Nikku Madhusudhan, del Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge. A diferencia de los exoplanetas rocosos, existen otros que se encuentran revestidos por un océano, con atmósferas ricas en hidrógeno, que también podrían albergar la vida, señalan.

Esta clase de planetas han sido acuñados por los investigadores como mundos 'hiceánicos'. "Algunas de las condiciones en los océanos de estos mundos podrían ser similares a las condiciones habitables en los océanos de la Tierra, es decir, temperaturas y presiones similares, presencia de agua líquida y energía de la estrella", indica Madhusudhan en declaraciones a Science Alert.

Los resultados de este estudio, publicado en The Astrophysical Journal, podrían significar que encontrar biofirmas de vida fuera del sistema solar en los próximos años es una posibilidad real, indican sus autores.

Muchos de los principales candidatos de mundos 'hiceánicos' identificados son más grandes y más calientes que la Tierra, pero guardan características para albergar grandes océanos que podrían sustentar una vida microbiana similar a la que se encuentra en algunos de los ambientes acuáticos más extremos de la Tierra, señalan los investigadores en un comunicado.

Hasta la fecha, los astrónomos han logrado identificar y confirmar cerca de 4.500 exoplanetas, en su mayoría, con un tamaño comprendido entre el de la Tierra y Neptuno, de ahí que se les denomine 'super Tierras' o 'mini Neptunos', ya que pueden ser gigantes rocosos o de hielo con atmósferas ricas en hidrógeno, o algo intermedio.

De hecho, la mayoría de los 'mini Neptunos' son más de 1,6 veces el tamaño de la Tierra: más pequeños que Neptuno, pero demasiado grandes para tener interiores rocosos como la Tierra.

Un estudio reciente llevado a cabo por el equipo de Madhusudhan descubrió que bajo el mini Neptuno K2-18b había una variedad de condiciones bajo las cuales este mundo podría ser habitable.

Esa investigación ha sido ampliada ahora en un nuevo estudio, donde se han definido los parámetros bajo los cuales estos exoplanetas podrían sustentar la vida.

Tal y como describen los investigadores, los mundos 'hiceánicos' están formados por océanos masivos en todo el planeta bajo una atmósfera rica en hidrógeno. Estos planetas pueden ser hasta 2,6 veces más grandes que la Tierra y tener temperaturas atmosféricas de hasta casi 200 ºC, dependiendo de la estrella que orbiten.

Además, sus condiciones oceánicas podrían ser similares a las propicias para la vida microbiana en los océanos de la Tierra, a pesar de que estos mundos 'hiceánicos' no se han estudiado con tanto detalle como las 'súper Tierras'.

Según los investigadores, "es probable que los mundos 'hiceánicos' sean bastante comunes, lo que significa que los lugares más prometedores para buscar vida en otras partes de la galaxia pueden haberse escondido a plena vista".

En opinión de la coautora del estudio Anjali Piette, también de la Universidad de Cambridge, "es emocionante que existan condiciones habitables en planetas tan diferentes a la Tierra".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento