Romario, en uno de sus últimos partidos con el Vasco de Gama
Romario, en uno de sus últimos partidos con el Vasco de Gama. Marcelo Sayao/EFE/Archivo

El ex futbolista brasileño Romario de Souza Faría pasó la noche del miércoles en una comisaría de policía de Río de Janeiro por el supuesto impago de la pensión alimenticia para dos de sus hijos.

El ex futbolista trabaja ahora como directivo de un modesto club de Río de Janeiro

Romario, que había quedado detenido por orden judicial en una comisaría del barrio de Barra de Tijuca, fue conducido al día siguiente a una audiencia con el juez Antonio Abi Ramia Duarte, quien ordenó su libertad después de escuchar las explicaciones del ex futbolista.

El ex jugador fue denunciado por su ex mujer, Mónica Santoro, por el supuesto atraso en el pago de la pensión alimenticia para sus dos hijos en común, de 19 y 15 años.

Según el jefe policial que detuvo a Romario, la denuncia contra el ex jugador era por el impago de la pensión, por una cantidad que asciende a cerca de 50.000 reales (unos 17.000 euros).

Sin embargo, la orden de prisión hecha pública por algunos medios locales revela que esta deuda podría ser bastante mayor y alcanzar los 89.641 reales (unos 32.000 euros).

Por su parte, los abogados de Romario alegaron que el ex jugador tiene en su poder los recibos de las consignaciones bancarias en las que se puso al día con los pagos.

Romario, que fuera jugador del Barcelona y otros clubes europeos, trabaja actualmente como directivo del América, un modesto club de Río de Janeiro.