Vivienda busca alternativas habitacionales para los afectados por el derrumbe del edificio de Peñíscola (Castellón)

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, ha anunciado este jueves que su departamento está buscando alternativas habitacionales para que aquellos afectados por el derrumbe del edificio de la urbanización Font Nova de Peñíscola (Castellón) que lo necesiten tengan "vivienda garantizada" mientras dure la evaluación definitiva del edificio.
Vivienda busca alternativas habitacionales para los afectados por el derrumbe del edificio de Peñíscola (Castellón)
Vivienda busca alternativas habitacionales para los afectados por el derrumbe del edificio de Peñíscola (Castellón)
Nuria González

Martínez Dalmau, que se ha desplazado al lugar del siniestro, ha explicado que desde el primer momento los equipos de arquitectos de la Conselleria se movilizaron para acudir al lugar de los hechos y se coordinaron con el Ayuntamiento y con los equipos de salvamento y de emergencias para realizar una evaluación de los edificios y poder salvaguardar la vida de los bomberos en sus funciones de rescate.

Ahora, una vez realizado ese primer papel, se están buscando alternativas habitacionales para aquellas personas de las casas siniestradas que lo necesiten y que actualmente se encuentran alojadas en hoteles, pensiones o en casas de familiares, ha señalado.

"EFECTO DOMINÓ"

Por su parte, el director general de Calidad y Rehabilitación de la Conselleria de Vivienda, Alberto Rubio, que coordina el equipo de este departamento que se ha desplazado a Peñíscola, ha señalado que cuando terminen las labores de rescate y desescombro se podrán tener más claro qué motivó la caída de este edificio de solo 30 años de antigüedad.

El sistema constructivo del edificio está basado en muros de carga paralelos con un sistema de forjado que según Rubio "no tiene por qué suponer ningún problema". Compuesto por planta baja, dos alturas y sótano, el siniestro se originó en la cimentación de uno de los muros de carga y al fallar este, arrastró el forjado y empujó los muros colindantes que cayeron con "efecto dominó", ha explicado Rubio.

En total colapsaron 18 de las 55 viviendas que componen la urbanización, cuya estructura tiene forma de 'O' , esto es, unas al lado de otras.

En cuanto a los motivos que propiciaron el derrumbe, el director general de Calidad y Rehabilitación de la Conselleria de Vivienda ha apuntado que puede deberse a "muchas razones" que se determinarán con precisión una vez concluyan las labores de rescate y desescombro, pero ha señalado que "todo apunta a que las lluvias de los últimos días no han afectado a la estabilidad del edificio".

También ha querido dejar claro que el hecho de que la construcción esté en una ladera "no merma la seguridad" y no es un problema "si todo está bien". La inclinación de la tierra en pendiente lo único que sí puede favorecer cuando hay un accidente como este es que "caiga más rápido", ha puntualizado.

CUIDAR EL MANTENIMIENTO DE LOS EDIFICIOS

El experto ha querido así atajar "alarmas injustificadas" y ha aprovechado para insistir en la necesidad de "cuidar el mantenimiento de los edificios". Ante cualquier duda, grieta, humedades, o cualquier otra anomalía, el experto ha recomendado recurrir a los técnicos especialistas.

Según Rubio, "cosas que no parecen graves pueden llegar a serlo", por lo que es ante "cualquier duda" es aconsejable que sean evaluadas por los técnicos, tengan la edad que tengan los edificios.

En todo caso, el experto ha señalado que se estudiará a fondo el accidente para determinar las causas y también si pudo haber errores constructivos o de diseño.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento