Lluvias recientes, construido en ladera, cimientos... Peñíscola investiga las causas del derrumbe parcial del edificio

Un bombero, en el edificio parcialmente derrumbado.
Un bombero, en el edificio parcialmente derrumbado.
EFE
La lluvia torrencial pudo afectar a los cimientos del edificio que ha colapsado en Peñíscola.
Atlas/TWITTER/GUARDIACIVIL

El alcalde de Peñíscola, Ángel Martínez, ha descrito de manera gráfica cómo se derrumbó el edificio de tres plantas de la urbanización Font Noya de su localidad, en el que murieron bajo los escombros una madre y su hijo adolescente: "Como un castillo de naipes cuando le quitas una carta".

El director de Calidad y Rehabilitación de Vivienda del municipio, Alberto Rubio, ha dicho también que el inmueble colapsó "bastante rápido", como si fuera "un dominó". Sin embargo, las autoridades de Peñíscola han pedido tiempo para determinar cuáles han sido las causas que hicieron desplomarse un tercio del edificio, aunque ya apuntan a que habrá que mirar en los cimientos, donde podría estar la clave del dramático suceso. 

El edificio de tres plantas que albergaba 18 viviendas turísticas pertenece a la urbanización Font Nova, situada a poco más de un kilómetro de la playa de Peñíscola y construida en una ladera.

La edificación está basada en muros de carga paralelos, uno de los cuales ha colapsado y ha arrastrado los forjados, que a su vez han empujado el resto de muros, "como una especie de dominó", ha explicado el director de Vivienda, desplazado para revisar el edificio afectado y el resto de la urbanización.

El edificio fue cayendo "en cascada" y "muy rápido" aunque vino precedido de la aparición de una serie de ruidos y de grietas que hizo que muchos vecinos salieran por su propio pie, ha explicado Rubio.

"Lo que ha ocurrido es que, por alguna razón aún por determinar, uno de esos muros ha perdido solidez, probablemente porque han cedido los cimientos, aunque eso no se sabrá hasta que no se desescombre", ha considerado, antes de explicar que las estructuras que no son de hormigón armado, sino "muy articuladas y bastante más flexibles", colapsan "muy rápidamente".

Aunque a su juicio "no parece que (el resto de edificios de la urbanización) requieran una actuación urgente", en las próximas horas sus técnicos van a elaborar un informe sobre las posibles medidas a adoptar.

Posibles movimientos del terreno

Luis Jurado, arquitecto experto en la conservación de edificios, ha explicado a 20minutos que en su opinión se debe investigar "si el edificio, que por lo que he visto está en una ladera, ha caído porque la cimentación haya estado sometida a posibles movimientos del terreno". 

Dado que la parte que ha colapsado es la que mira al mar, Jurado tiene la impresión de que se haya podido producir "un fallo del plano de apoyo de la cimentación por circunstancias extraordinarias". Esto es que, aunque durante años lloviendo no haya pasado nada, el punto de apoyo de la cimentación puede haberse visto afectado por unas lluvias recientes que se han descrito como torrenciales.

A su juicio, ahora convendría realizar "un estudio geotécnico para ver las propiedades del terreno donde estaba asentado el edificio (y el resto de la urbanización) y si han variado en el tiempo". Y destaca el hecho de que no constaran denuncias de los vecinos de lesiones constructivas, que nadie se hubiera quejado de grietas antes.

El arquitecto define el derrumbe aparentemente como un "corte seco" de abajo a arriba.Esto sucede, explica, "cuando se pierde el plano de apoyo de la cimentación y esta cede". Coincide así con el alcalde de Peñíscola en que, dada esta situación, lo que se suele producir son derrumbes "como cuando cae un castillo de naipes cuando le quitas una carta de abajo".

Por su parte, el ingeniero estructural Juan Carlos Arroyo opina que en la época en la que se hizo el bloque de apartamentos turísticos, los años noventa, se construyó mucho y "la calidad de la construcción, como todo, es algo que conviene mirar". Pero este experto cree también que los cimientos pueden haberse visto afectado por las "lluvias previas", sobre todo en una construcción en ladera "que puede tocar el equilibrio de la montaña".

Arroyo también sospecha que el edificio, por cómo cayó, tuvo una afectación en la parte baja. Y dice que pudo deberse a una corrosión que no da la cara con grietas. Sobre el modo del derrumbe, apunta: "Si pasa algo arriba en un edificio la caída en cascada no es tan habitual, el forjado amortigua el golpe".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento