EE UU, 25.000; Alemania, 3.000; España, unos 1.000... Así avanza la evacuación a una semana del ultimátum talibán

<p>Soldados en Kabul, donde la escalada de violencia ha sido protagonistas en los últimos meses.</p>
Soldados en Kabul, donde la escalada de violencia ha sido protagonistas en los últimos meses.
ARCHIVO
La evacuación del aeropuerto de Kabul entra en una fase contra reloj. El portavoz de los talibán da un ultimátum a las tropas estadounidenses para que finalicen su operativo. El 31 de agosto tendrán que abandonar el país, si no lo hacen, será considerado una prolongación de la ocupación y advierten que de faltar a este compromiso habrá consecuencias. A pesar de la advertencia, el G7 se reúne para presionar a Biden y que negocie con los talibán una extensión de esta fecha límite. Mientras miles de afganos continúan agolpados a las puertas del aeropuerto de Kabul con la esperanza de que algún avión occidental les saque del país.
Atlas

Las fuerzas extranjeras trabajan contra reloj para completar las evacuaciones desde Afganistán antes de que expire el plazo el 31 de agosto, fecha que han dado los talibanes para que las tropas internacionales dejen el país. Durante los últimos días la atención mediática se ha centrado en el despliegue español, que se ha convertido en cierto modo en el líder dentro de la UE para las evacuaciones.

España ya ha repatriado a 566 personas después de que el lunes llegase un nuevo avión a Torrejón de Ardoz con otros 260 afganos a bordo. Además, según las previsiones del Gobierno, este martes aterrizan en Madrid otros 420 colaboradores. La cifra total, entonces, ascendería a casi 1.000 repatriados desde el inicio de la crisis. El campamento de Torrejón ejerce asimismo como centro de operaciones para la llegada de los trabajadores y colaboradores de la UE. Desde ahí serán enviados a los distintos Estados miembros.

"Evacuaremos mientras sea posible", aseguró la ministra de Defensa, Margarita Robles. Por su parte, el titular de Migraciones, José Luis Escrivá, aseguró que en torno a la mitad de los evacuados han solicitado asilo, y entrarán en un proceso que se puede alargar más de un año. En todo caso, todos cuentan ya con el estatus temporal para poder seguir en España. Pero, en ese escenario, ¿qué están haciendo otros países en el caos de Kabul?

Estados Unidos lidera...pero avisa de los riesgos

Estados Unidos es el país que lidera la coalición internacional y ya ha evacuado a unas 25.000 personas, pero el Gobierno de Joe Biden avisa de que en Afganistán siguen en torno a 15.000 colaboradores de Washington y alerta de que la evacuación de todos es "muy complicada". Además, la Casa Blanca mantiene su intención de que en septiembre ya no quede ni un solo soldado estadounidense en territorio afgano, haciendo oídos sordos a las peticiones de Francia, Alemania o el Reino Unido, que piden ampliar el plazo. Ese ha sido de hecho el punto central del debate en la cumbre del G7 que tuvo lugar este martes: Estados Unidos se mantiene firme en que la retirada será completa para el 31 de agosto.

"Juzgaremos los actos, no las palabras", explicaron los países en un comunicado tras el encuentro telemático. El grupo avisa de que la relación futura con el Gobierno talibán dependerá del respeto de los derechos humanos y de la protección, en especial, de las mujeres y las niñas. La UE, por su parte, insiste en que "no hay reconocimiento" del nuevo Ejecutivo, que todavía no está formado.

Mientras toman forma estas conversaciones, las cifras de repatriados aumentan en todos los países que se mantienen desplegados en Kabul. En el caso de Alemania, según el último recuento, el número de evacuados asciende a casi 3.000 personas de 43 nacionalidades. Del total, unos 340 son alemanes, entre personal de la embajada, sus familiares o miembros de ONG, principalmente. Los afganos evacuados son tanto colaboradores locales de la legación diplomática u organizaciones alemanas, solos o con miembros de sus familias.

El Reino Unido también ha incrementado el ritmo de las repatriaciones, y ya ha evacuado de Afganistán a 5.725 personas desde el pasado 13 de agosto, de las que 3.100 son nacionales afganos, según informó este lunes el ministerio de Defensa. Esta operación de rescate cuenta con el apoyo de 1.000 fuerzas británicas, entre ellas paracaidistas de la 16 Brigada de Asalto Aéreo, así como funcionarios del ministerio de Interior.

En Francia, detenidos

Francia, en su caso, ha repatriado ya a más de un millar de personas y la operación continúa entre Kabul, la base que sirve de escala en Abu Dabi y el aeropuerto Charles de Gaulle de París. Las autoridades francesas prevén que este martes salgan de Kabul otros dos vuelos con aviones de transporte A400M, con lo cual habrán evacuado del país a unas 2.000 personas, de ellas 90 franceses y el resto afganos. Asimismo, los servicios secretos franceses detuvieron este lunes a uno de los cinco afganos evacuados desde el país asiático que eran vigilados desde su llegada a París por las sospechas de que uno estuvo vinculado con los talibanes.

Esa cierta rapidez de estos países contrasta con la situación de otros como Países Bajos o Suecia, que en un primer momento dieron prioridad a sus nacionales. Ambos gobiernos recibieron duras críticas por evacuar sus embajadas sin avisar a los colaboradores afganos. A Amsterdam llegaron en los últimos días un total de 332 personas y se prevé que esa cifra aumente esta semana. Bélgica, por su parte, logró repatriar en sus últimos vuelos a un total de 400 colaboradores y personal diplomático.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento