La última ola de calor pone en el punto de mira al olivar de secano por el déficit hídrico que arrastra

Organizaciones agrarias como Asaja y COAG han coincidido en que la última ola de calor ha puesto en el punto de mira en Jaén al olivar de secano por los efectos que ha conllevado cuando se viene arrastrando una "complicada situación" por el déficit hídrico que ha conllevado la falta de precipitaciones.
La última ola de calor pone en el punto de mira al olivar de secano por el déficit hídrico que arrastra
La última ola de calor pone en el punto de mira al olivar de secano por el déficit hídrico que arrastra
20M EP

Para el portavoz y gerente de Asaja en Jaén, Luis Carlos Valero, el calor ha afectado "muy negativamente" en el olivar ya que "con esos vientos solanos y con esas temperaturas que en algunas zonas han cogido hasta los 46 grados han provocado una transpiración extrema y el olivo se ha agotado".

Valero ha incidido en que el olivo "se ha parado completamente, ha cerrado los estomas para defenderse y eso será a costa del fruto", por lo que ha reiterado que la última ola de calor "ha afectado muy claramente al olivar".

Desde COAG, su secretario general, Juan Luis Ávila, ha señalado que las temperaturas extremas han afectado "especialmente al secano, donde la situación ya era límite" y eso va a provocar que "en muchos olivares de secano la cosecha no se va a tener ni que recoger".

En lo que respecta al olivar de regadío, según el máximo responsable de COAG, "la falta de dotación de agua ya está empezando a pasar factura" hasta el punto de que "en muchos casos las comunidades de regantes están reduciendo las dotaciones por la falta de agua y el coste energético que es totalmente insoportable para el bolsillo del olivarero".

El secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, ha hecho hincapié en que el olivar es un cultivo "plenamente adaptado al clima mediterráneo" y por eso se encuentra en parada durante los meses de verano para defenderse del calor.

"En algunas zonas donde arrastramos ese déficit hídrico, especialmente en el secano, el fruto puede verse arrugado y verse mal aspecto, pero nada que no sea recuperable si el otoño acompaña con precipitaciones importantes", ha dicho Cano.

De esta forma, ha apuntado que la ola de calor como tal no tendrá efecto en el cultivo de cara a la próxima campaña, aunque sí ha advertido que la próxima campaña "no va a ser elevada por el déficit de precipitaciones que se arrastra en la provincia de Jaén".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento