No dan el precio, no permiten comparar, cobran de más u ocultan el IVA. Son las incorrecciones más comunes a las que se enfrentan los consumidores catalanes cuando van a comprar a uno de cada tres establecimientos. Entre los peores se hallan farmacias y agencias de viajes.

El usuario no tiene por qué saber que la restauración paga un 7% de IVA ni tampoco ir con una calculadora

La Agència Catalana del Consum encontró incorrecciones en 290 de los 848 establecimientos que ha inspeccionado. La cifra es «bastante significativa, sobre todo porque se trata de un concepto básico como el precio», lamenta el director de Consum, Jordi Anguera.

El 71% de farmacias y parafarmacias analizadas no ofrece buena información. Unas no muestran los precios de productos que no sean medicamentos, y otras no dan el precio por unidad de medida (para saber, por ejemplo, entre dos potitos de diferente capacidad, cuál es más económico).

Las agencias de viaje no presentan mejor balance. Un 70% incumple la normativa porque cobra por servicios opcionales o al no dar el precio final (esto es, un crucero a cuyo precio hay que añadir las tasas, el suplemento de carburante y hasta propinas).

Entre los peores se hallan farmacias y agencias de viajes

Tampoco es legal la carta de un restaurante que añade el IVA al precio. «El usuario no tiene por qué saber que la restauración paga un 7% de IVA ni tampoco ir con una calculadora», ironizó Anguera.

Por zonas, Barcelona (46%) tiene los establecimientos que más incumplen, frente al 21% de Tarragona. Consum ha abierto 197 expedientes sancionadores en su campaña de inspecciones. Los 150 que ya se han resuelto han terminado con una multa de 210.270 euros.