Buitres leonados caen sobre Ubrique por el calor y la falta de agua y alimento

  • Solo en 20 días han caído ocho crías de Buitre leonado en la localidad gaditana.
Buitres leonados caen sobre Ubrique.
Buitres leonados caen sobre Ubrique.
ATLAS
Buitres leonados caen sobre Ubrique.
Atlas

Todavía exhausto, el último buitre leonado caído en Ubrique recupera la hidratación. "Normalmente son golpes de calor", asegura un agente de la Guardia Civil.

"Por la falta de agua y comida caen donde pueden", afirma un miembro de la Policía Local, que les provoca un debilidad y desorientación.

Se les ha visto en la carretera, en patios y terrazas y hasta en las escaleras de alguna vivienda, en busca de una sombra reparadora. Proceden de las sierras que rodean al pueblo y son siempre crías de apenas cinco o seis meses. "Están desamparados", confiesa una vecina.

Antonio García es naturalista y sabe bien cómo manejarlos. Aunque son crías, su pico es poderoso y puede causar graves heridas. "Lo importante es cogerlo lo más cercano al pico con la mano derecha, si eres diestro", aconseja.

Con la otra agarrar las patas y emplear los brazos para evitar que despliegue sus alas inmensas, con las que puede llegar a los dos metros y sesenta centímetros de envergadura.

Es una maniobra que debe hacer siempre un experto. Solo en 20 días han caído ocho crías de Buitre leonado en Ubrique. 

Algunos se salvan gracias al aviso de los vecinos, pero muchos mueren por la falta de comederos y bebederos que les ayuden a superar los rigores del verano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento