Caos en el aeropuerto de Kabul: la hija de un evacuado a España no puede subir al avión y se pierde en una avalancha

Unas 10.000 personas están tratando de abandonar Afganistán tras la toma del poder por parte de los talibanes y se agolpan en el aeropuerto de Kabul, según la ONG italiana Emergency, cuyo centro para víctimas de guerra en la capital afgana continúa recibiendo heridos de bala.

"El aeropuerto sigue siendo un caos. Parece que alrededor de 10. 000 personas están todavía tratando de tomar cualquier vuelo que les lleve fuera del país", dijo este viernes la ONG en un comunicado, antes de referir que la afluencia de heridos en el hospital ha descendido en las últimas horas, aunque han llegado varios con heridas de bala.
Unas 10.000 personas están tratando de abandonar Afganistán tras la toma del poder por parte de los talibanes y se agolpan en el aeropuerto de Kabul.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha explicado que la situación para llegar al aeropuerto es "dramática" y ha indicado que una de las familias ha embarcado sin una de sus hijas porque se perdió en una avalancha.

Asimismo, Robles ha señalado que si no se han evacuado a más afganos en los dos aviones españoles que ya han partido desde Kabul se debe a la situación caótica que se está experimentando en el aeropuerto.

En una entrevista con Radio Nacional, Robles ha ilustrado el "caos" que se vive en las inmediaciones del aeródromo con la vivencia de uno de los colaboradores afganos: "Una de las personas que ha entrado con su familia en uno de los aviones, tampoco voy a dar más datos, ha perdido a una las hijas, que se ha quedado en Kabul".

También ha relatado cómo un comandante del ejército español veía "a lo lejos" a afganos con los que había trabajado sin poder ayudarles. "Era imposible, ni los intérpretes podían dar un paso a la puerta, ni nosotros podíamos hacer nada para ayudarles porque era una multitud, una avalancha".

Establecer un corredor seguro para que los afganos puedan acceder al aeródromo "sería lo ideal pero en este momento es imposible". "Fuera del aeropuerto no hay ningún control de la situación, en Kabul ciudad no hay nada más que el control talibán".

Cooperación con otros países

Robles ha explicado que España tiene buena cooperación con el resto de países presentes en el aeropuerto, bajo control estadounidense, y ha detallado que los británicos han colaborado para facilitar el acceso de algunos de los afganos evacuados en el segundo vuelo español, con 110 personas a bordo.

Ha aludido la ministra a las "buenas" relaciones con Estados Unidos, que pese a que tenía previsto abandonar el aeropuerto el 31 de agosto, ha comunicado que no se marchará hasta que llegue la última persona que tenga que dejar el país. Estados Unidos tiene la "presión", ha apuntado Robles, de evacuar a 50.000 personas.

Y ha pedido "confianza" a los colaboradores afganos que siguen a la espera de ser evacuados por España y "que esperen donde estén", al tiempo que ha recalcado que el compromiso del Gobierno es enviar los vuelos que sean necesarios para "no dejar a nadie atrás".

En el último avión que ha partido desde Kabul viajan tanto colaboradores afganos de España como los que han trabajado con instituciones europeas, y una vez en Dubái, se contará con un listado más detallado, aunque no se dan más datos por "prudencia" ya que hay en juego vidas humanas.

Desesperación en aumento: tensión y violencia en el aeropuerto

Los talibán mantienen este viernes su férreo control de los accesos al Aeropuerto Internacional Hamid Karzai, epicentro de una cascada de evacuaciones internacionales a la que cientos de ciudadanos locales intentan acceder de forma desesperada, buscando atravesar un cordón insurgente en el que se registran disparos al aire o latigazos.

El Ministerio de Exteriores alemán ha reconocido que la situación en torno al aeródromo sigue siendo "peligrosa y volátil" y la Embajada habla de un contexto "extremadamente confuso", como atestigua una persona consultada por la agencia de noticias DPA y que ha alertado de una desesperación creciente en las inmediaciones, donde habría cientos de personas.

El coordinador médico de la ONG Emergency, Alberto Zanin, ha advertido igualmente de "caos en la zona". Hasta el hospital que la organización gestiona en Kabul han llegado en las últimas horas "al menos" cinco nuevos pacientes con heridas de bala, procedentes de las inmediaciones del aeródromo, explica en Twitter.

Una portavoz del Gobierno de Alemania, Ulrike Demmer, ha confirmado que un ciudadano alemán ha sufrido una herida de bala precisamente cuando se dirigía al aeropuerto para ser evacuado y está recibiendo tratamiento médico. "Su vida no corre peligro", por lo que Berlín espera completar "pronto" su salida.

Las autoridades de Estados Unidos estiman que ya han evacuado a unas 3.000 personas, mientras que Pakistán, el país vecino teóricamente más afín a los talibán, ha logrado sacar ya a otros 1.000, según ha explicado su embajador ante la ONU en declaraciones a la CNN.

El secretario de Estado de Defensa británico, James Heappey, ha reconocido este viernes en declaraciones a la cadena ITV que algunos de los aviones fletados no han logrado despegar con todas sus plazas ocupadas, tal como ya le ha ocurrido a otros países durante estos últimos días.

"Sería egoísta mantener un avión en tierra hasta que estuviese completamente lleno si hay un avión italiano, español o estadounidense esperando, dando vueltas sobre Kabul", ha explicado, según la agencia Bloomberg.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento