Sánchez reaparece para coordinar la llegada de los evacuados de Afganistán entre críticas por su falta de presencia en las crisis

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
Europa Press

Pedro Sánchez vuelve a escena para avanzar en el papel de España ante la crisis en Afganistán, pero lo hace para muchos tarde después de días en un segundo plano, justo en lo más complicado del caos tras la toma de poder por parte de los talibanes. Por lo pronto, el presidente del Gobierno ha convocado este jueves una reunión por videoconferencia de los ministros que participan en la operación de evacuación de españoles y colaboradores afganos de Afganistán.

Sánchez presidirá el grupo de trabajo que está coordinado por el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, y del que forman parte el ministro de Exteriores; la de Defensa, Margarita Robles; el del Interior, Fernando Grande-Marlaska; la de Sanidad, Carolina Darias, y el de Inclusión, Seguridad Social, y Migraciones, José Luis Escrivá. En el encuentro no está previsto que esté ninguno de los ministros de Unidas Podemos, que forman parte del Gobierno de coalición.

Además, sobre la mesa está también el asunto de las devoluciones de menores en Ceuta, que ha abierto una nueva brecha en el Gobierno de coalición. Sánchez tampoco se ha pronunciado sobre eso, ni siquiera después de que el propio Marlaska se situara en el foco y recibiera incluso los reproches de la secretaria general de Podemos, Ione Belarra. Afganistán y Ceuta han sido los dos temas candentes de esta semana y el presidente ha ocupado un segundo plano. De hecho, retoma su agenda este viernes 20 de agosto tal como tenía previsto, sin recortar ni un día descanso estival en Lanzarote.

El 'silencio' de Sánchez contrasta con la posición de otros líderes internacionales: Macron, Merkel, Johnson o Biden paralizaron su descanso para dirigirse a sus países y Josep Borrell convocó a los ministros de Exteriores para buscar una posición conjunta entre los 27. El Gobierno ha dejado todo el relato en manos de mensajes en redes sociales, tanto del propio Sánchez como del ministro Albares. El líder del Ejecutivo, por ejemplo, compartió una imagen de la reunión telemática con Exteriores y Defensa para coordinar la repatriación. 

Dado el contexto, Sánchez recibió duras críticas por parte de la oposición durante días. "La victoria talibán en Afganistán es una grave derrota para los aliados occidentales contra el terrorismo islámico y a favor de los derechos humanos sobre todo de las mujeres. Sánchez debe informar al Congreso del repliegue y la posición de España", escribió Pablo Casado en el inicio del caos. De hecho, el PP lamenta que Sánchez decidiera "seguir de vacaciones" y José Luis Martínez Almeida ironizó con que en una imagen saliera "en alpargatas".

"Moncloa prepara la vuelta inminente de Sánchez, cinco de la caída de Kabul en manos de los talibanes. Inminente, pero sin prisa y en alpargatas", expresaron desde Ciudadanos, que igual que el resto de formaciones de la posición han pedido comparecencias no solo del presidente, sino también de los propios Albares y Robles.

Mientras, la gestión de la crisis afgana avanza, con uno de los vuelos ya en marcha desde Kabul con medio centenar de miembros de personal diplomático y colaboradores. Por el momento no hay detalles sobre cuándo podría tener lugar un segundo vuelo de repatriación, toda vez que la situación en el aeropuerto de Kabul siguen siendo complicadas. Además, el Gobierno ha enviado una tercera aeronave, en este caso medicalizada para prevenir posibles contratiempos. A finales de esta semana, con la agenda de nuevo en marcha, se irán conociendo los siguientes pasos del Gobierno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento