Otro niño muere por la ameba 'come cerebros': Qué es, cómo se contrae y dónde encontrarla en España

<p>Naegleria fowleri, popularmente conocida como ameba "come cerebros".</p>
Naegleria fowleri, popularmente conocida como ameba "come cerebros".
CDC
Según los Centros Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, esta ameba es un microbio vivo unicelular, denominada Naegleria. Vive en agua dulce templada (lagos, ríos y aguas termales), así como en la tierra, pero no todos estos microbios son mortales, solo una especie afecta a las personas: la Naegleria fowleri.
Wochit

David Pruitt, un niño de siete años años murió el 13 de agosto después de haberse contagiado con la ameba 'come cerebros' tras nadar en un lago, según han confirmado sus padres. 

El joven tuvo que ser internado en un hospital del norte de California el 30 de julio, después de haber nadado en un lago de la región, cuyo nombre no ha sido desvelado por las autoridades sanitarias, y de sentir un fuerte malestar y dolor de cabeza. Inmediatamente tuvieron que ponerle soporte vital debido a la inflamación de su cerebro, según cuenta su tía, Crystal Hayley.

Finalmente, el siete de agosto, la inflamación fue fatal. El pequeño murió por las complicaciones de causadas por la meningoencefalitis amebiana primaria (MAP), la infección causada por la ameba 'come cerebros'. Ahora, su tía ha abierto una campaña para recaudar dinero para ayudar a los padres de David y para concienciar sobre esta ameba. 

"Estamos ayudando a crear conciencia la sobre esta ameba. Esto puede parecer demasiado raro para que le suceda a usted, pero lo que es raro es que los médicos lo busquen en primer lugar. Los padres, necesitan conocer las señales y exigir que los médicos escuchen y defender a quien pueda haber contraído esta ameba", escribe Hayley en esa página.

¿Qué es la ameba 'come cerebros'?

Según los Centros Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, esta ameba es un microbio vivo unicelular, denominada Naegleria. Vive en agua dulce templada (lagos, ríos y aguas termales), así como en la tierra, pero no todos estos microbios son mortales, solo una especie afecta a las personas: la Naegleria fowleri.

Este parásito entra en el cuerpo humano cuando el agua con microbios pasa a la nariz, no a la boca, ya sea al nadar o al bucear en algún lago o río. De la nariz pasará al cerebro, donde destruye el tejido cerebral provocando en un 97% de los casos la muerte.

Existen posibilidades de que la ameba ingrese por la nariz pero no llegue al cerebro, esto sucedería si la persona se suena la nariz antes de que a este microbio le dé tiempo a desenquistarse o si al sacar la cabeza del agua la persona expulsa el agua de su nariz con fuerza. Pero si llega es fulminante.

Una infección rara, pero posible

De las 143 personas que se infectaron entre 1962 y 2016 en EE UU solo 4 personas sobrevivieron. Además, ha habido otros casos fuera del país, en otras regiones del mundo

En el verano del 2020 otro niño de 13 años murió en las mismas circunstancias que David, en Florida después de nadar en un lago contaminado a causa de la ameba 'come cerebros' y poco antes lo hizo un surfista después de haber nadado en una piscina de olas de Texas. Incluso, hubo una mujer que la contrajo después de lavarse la nariz con agua del grifo, sin necesidad de ir a andar a un lago o. unrío.

Uno de los casos más trágicos se dio en Perú, donde se investiga si una niña de apenas un año se contagió con la ameba 'come cerebros' después de bañarse en una piscina pública. Después de bañarse sintió fuertes dolores de cabeza y tras varias pruebas le diagnosticaron una encefalopatía causada por alguna bacteria lo que apunta a la ameba 'come cerebros'.

¿Se encuentra en España?

En el año 2018 se dio el primer caso de ameba 'come cerebros' en España. Fue en la piscina cubierta de Torrijos, en Toledo. Una niña se infectó con esta ameba 'come cerebros' aunque logró sobrevivir a la infección. Los médicos que atendieron a la menor aplicaron un antibiótico y un antifúngico por vía endovenosa y en una punción directa al cerebro, que resultó eficaz.

En 2019 esa misma piscina tuvo que ser cerrada de nuevo por la reaparición de esta ameba. Sin embargo, a parte de estos casos, no hay más casos conocidos en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento