Los talibanes garantizan "la libertad de la mujer dentro de la ley islámica" y una amnistía general

El líder de los talibanes, en rueda de prensa.
El líder de los talibanes, en rueda de prensa.
TWITTER
El líder de los talibanes, en rueda de prensa.
TWITTER / ATLAS

La primera rueda de prensa de los talibanes tras la conquista de Kabul ha tratado de mandar un mensaje de concordia y respeto por los derechos de la mujer, algo que contradice los informes de violaciones de derechos humanos a los que este lunes hacía referencia el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres.

En un directo ante los medios, el portavoz Talibán, Zabihullah Mujahid ha asegurado que "el Emirato Islámico no busca venganza contra nadie" y que  "Afganistán no es un lugar de conflicto" y no quieren "repetir ninguna guerra". 

"Aseguramos a la comunidad internacional, incluyendo los Estados Unidos, que nadie será atacado", ha añadido el portavoz insurgente, que advierte a sus "vecinos regionales que no permitirán que nadie utilice el territorio afgano para dañarles". 

Desde el grupo talibán recuerdan que "El Emirato Islámico está comprometido con los derechos de la mujer dentro de la Sharía". "Tendrán derecho al trabajo y al estudio", añade el portavoz, que reitera que "no habrá ninguna discriminación dentro del marco de la Sharía".

Preguntado por las supuestas irrupciones de talibanes en casa de periodistas y personal que ha trabajado con tropas extranjera, ha asegurado que sí se han producido, pero que condenan los hechos: "Sabemos que ha habido personas que han llamado a las puertas de las casas a interrogar y robar. Condenamos estos hechos y serán perseguidos e investigados".

En cuanto a la amnistía prometida para las personas que han colaborado con fuerzas internacionales, el portavoz la confirma, añadiendo que perdonan a todo el mundo. "La seguridad de las embajadas internacionales es de una prioridad para nosotros", afirma.

Sobre la producción de opio que ha sido durante muchos años uno de lo motores económicos del grupo insurgente: "No vamos a producir ninguna droga (...). Nadie estará involucrado en el tráfico de droga". "Afganistán será un país libre de drogas. Necesitaremos ayuda internacional para crear cultivos alternativos".

"Nuestra nación es una nación musulmana, hace 20 años y ahora, pero por supuesto que hay diferencias comparado con dos décadas atrás", ha añadido Zabihullah Mujahid. "Buscamos integrarnos económicamente con la comunidad internacional, aprovechar nuestros recursos naturales para mejorar la situación económica del país", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento