La talaverana de adopción Matte/Glossy lanza su album debut 'La Soledad es mi Palacio'

Del punk al art pop, con paso firme y sin temblor en el pulso, así ha ido presentando hasta ahora Violeta Gil (Matte/Glossy) las piezas de ese puzzle que es 'La Soledad es mi Palacio', su LP de debut tras la cinta 'First Recordings', editado por los sellos 'Snap! Clap! Club' y Numavi Records.

Un trabajo "ambicioso y poliédrico" de esta talaverana de adopción que ha trabajado desde su dormitorio en Viena para pulirlo hasta convertirlo en el diamante que ahora por fin podemos admirar, según informa 'Snap! Clap! Club' en nota de prensa.

Sin pelos en la lengua, 'La Soledad es mi Palacio' narra las vicisitudes de una creadora aislada en su espacio de trabajo, una habitación en Viena desde la que compuso el disco por completo, mientras se entrelaza una fábula en la que amor, sexualidad, pasión e identidad se pasean.

Como Violeta canta en 'Long Story Short'... "esta pantomima me está matando, es momento de despertar (...) No pienso seguir las reglas, no soy la princesa que esperabas (...) No soy tan delicada y tú no eres tan valiente, no todo es rosa en este malvado juego". Y así, entre su colección de recuerdos, sus notas y poemas, los vestidos que ella misma confecciona, esta Rapunzel moderna decide cortarse la coleta y dejarla caer.

"Se trata de un trabajo único, una rara avis en nuestras fronteras (Violeta Gil es toledana de nacimiento), un álbum que pasea en el art pop desde todas sus perspectivas, con toques de acidez punk ('Millennial Burnout' o 'Ignis Omnia'), de opereta teatral ('Sing With Me' o 'Long Story Short'), de cruda poesía ('Aquí Están Mis Manos' o 'Green'), pero ante todo de una compacta e identidad arrolladora", señala la discográfica.

Un universo que la ubica ante artistas de la talla de Weyes Blood, Zola Jesus o Life Without Buildings, con contorsiones vocales y letras autorreferenciales -en castellano e inglés- dibujan así paisajes sonoros oníricos y agradables que se transforman repentinamente en una disonancia arrebatadora.

Por si fuera poco, Violeta ha ideado y creado cada uno de los vídeos que hasta el momento han servido de carta de presentación de este debut en largo. Desde el experimento en escaneado 3D de 'Mi Palacio' (creado junto a Manuel Hauer y Lucía Ugena) que nos recuerda a la primera Holly Herndon, las obras fluídas que crecen ante nuestros ojos en 'Millennial Burnout', creado junto a le artiste Michaela Putz, o el paisaje cinematográfico de 'Green', su hit más inmediato, junto a le coreógrafe Ágnes Canário (presentado en exclusiva en VEIN).

'La Soledad es mi Palacio' es un trabajo a destacar no solo en la nueva escena electrónica y pop femenina post pandémica, sino también en un nuevo terreno de productoras all-by-myself. El disco cuenta con la ayuda en mezcla y master de Diego Escriche (de La Plata) y Jakob Herber. El arte del disco parte de una fotografía de Lucía Ugena y el diseño de Manuel Hauer.

Violeta Gil estará presentando 'La Soledad es mi Palacio' en varias fechas durante el mes de septiembre en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento