El incendio de Navalacruz, que ha arrasado más de 10.000 hectáreas, es el más grave en lo que va de año

El incendio declarado este sábado entre Navalacruz y Cepeda de la Mora, en Ávila, y que ha quemado ya más de 10.000 hectáreas con un perímetro de 40 kilómetros, se ha convertido en el más grave en España en lo que va de año.
Un equipo de bomberos lucha contra las llamas en el incendio de Navalacruz (Ávila).
ATLAS
Un equipo de bomberos lucha contra las llamas en el incendio de Navalacruz (Ávila).
ATLAS

El incendio declarado este sábado entre Navalacruz y Cepeda de la Mora, en Ávila, y que ha quemado ya más de 10.000 hectáreas con un perímetro de 40 kilómetros, se ha convertido en el más preocupante del fin de semana en España donde el fuego también ha azotado otras provincias como Madrid y Castellón.

Estos incendios coinciden justamente con una de las olas de calor más duras que se recuerdan y que ha propiciado que se alcancen en Montoro (Córdoba) los 47,4 grados, el récord de temperatura máxima absoluta en España, un valor que sería el registro más alto medido en el país de manera fiable.

Pero en el caso del fuego de Navalacruz, la causa habría sido un coche que comenzó a arder a las 11.00 de la mañana del sábado en la cuneta de la carretera N-502 (Ávila-Córdoba), y cuyas llamas se extendieron por la ladera cercana, arrasando unas 10.000 hectáreas de matorral, pasto y superficie arbolada.

Las llamas han obligado a evacuar a más de mil personas de cinco núcleos de población: Riofrío (250), Sotalbo (250) y los anejos de Solosancho, Sobledillo (300) y Villaviciosa (200), muchas de las cuales se encuentran en el Centro de Usos Múltiples 'Carlos Sastre' y el Centro de Congresos y Exposiciones 'Lienzo Norte', espacios habilitados por el Ayuntamiento de Ávila.

También han tenido que cortar las carreteras M-502 entre los kilómetros 0,000 y 36,000 en ambos sentidos, y la AV-900, entre el 7,500 y 27,500, también en ambos sentidos.

Esta última vía ha sido cortada por una columna de humo que se ha podido observar con nitidez y proximidad desde la capital abulense, a unos 20 kilómetros, donde el olor a humo es constante, llegando a la ciudad algunas pavesas.

Medios áreos y terrestres combaten este fin de semana el incendio declarado este sábado entre Navalacruz y Cepeda de la Mora (Ávila), que ha quemado 10.000 hectáreas. El fuego ha avanzado con virulencia y rapidez hasta poderse ver el humo y las llamas desde muchos puntos de la mitad norte de la capital.

En la extinción del fuego, declarado de Nivel 2 por la Junta en una escala de peligrosidad de 0 a 3, trabajan medio millar de efectivos de la región, así como de comunidades limítrofes, además de los aportados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y el Ministerio de Defensa.

Este último ha aportado en torno a 150 militares y más de una treintena de medios para tratar de controlar unas llamas cuyo perímetro alcanza los 40 kilómetros, un trabajo que ha sido especialmente complicado durante la madrugada del sábado al domingo debido al viento reinante en la zona y a las elevadísimas temperaturas.

El alcalde de Solosancho (Ávila) y diputado provincial, Jesús Martín, no ha podido contener las lágrimas ante los periodistas, al describir la "durísima" noche que han vivido los vecinos de la zona y señalar: "Se ha quemado nuestra sierra".

Por su parte, desde la Junta de Castilla y León han señalado que el otro incendio declarado a última hora del sábado en la provincia de Ávila, concretamente en El Raso, una pedanía de Arenas de San Pedro, tiene una evolución "muy favorable", después de haber obligado a evacuar el sábado por la noche nueve viviendas.

La Junta declaró este incendio también de Nivel 2 y solicitó la presencia de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Incendios en Castellón y Madrid

En la provincia de Castellón preocupa también la evolución del incendio forestal declarado también a última hora del sábado en Azuébar, que obligó al desalojo de este municipio y que afecta a más de 400 hectáreas con 4 kilómetros de frente de llamas.

La causa de este fuego puede estar relacionada con las altas temperaturas -más de 40 grados- y a una "tormenta seca", según informaba la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, ya que durante la tarde del sábado "cayeron bastantes rayos en la zona".

En la extinción trabajan 350 medios terrestres entre bomberos de la provincia de Castellón y Alicante, bomberos forestales, miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y bomberos de la Generalitat, y 23 aéreos.

Finalmente, la Guardia Civil ha desalojado este domingo varias viviendas afectadas por un incendio de pastos que se ha declarado en la localidad madrileña de Batres.

El fuego, que se ha iniciado sobre las cuatro de la tarde, ha obligado a la Comunidad de Madrid a decretar el nivel 1 del INFOMA y en él trabajan actualmente 49 medios de la Comunidad de Madrid, del Ayuntamiento de Madrid, de Castilla-La Mancha, de bomberos de Fuenlabrada y del Estado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento