Prorrogada hasta el 26 de septiembre la exposición 'Rembrandt. Genio de la estampa' en el Torreón de Lozoya de Segovia

La exposición 'Rembrandt. Genio de la estampa' prorrogará su estancia en las salas del Palacio del Torreón de Lozoya de la capital segoviana hasta el próximo 26 de septiembre, ya que su clausura estaba prevista para el 15 de agosto.

Fruto de la colaboración de CaixaBank y la Fundación Caja Segovia, la exposición reúne un total de 69 estampas debidas al artista holandés Rembrandt Harmenszoon Van Rijn, uno de los grandes maestros de la pintura barroca, pero también, yuno de los genios del arte del grabado.

Todas las obras, realizadas entre 1630 y 1659, proceden de la colección milanesa de Elisa Moretti y Elisabetta Dal Bosco, fruto de una labor coleccionista que se ha desarrollado a lo largo de más de treinta años.

La importancia de Rembrandt dentro del mundo del grabado fue reconocida pronto y fueron sus aguafuertes los responsables de la reputación internacional que el artista disfrutó en vida y como era profundamente religioso, un tercio de su obra acoja con múltiples variantes los temas bíblicos y, en especial, la vida de Cristo.

Obras especialmente destacadas de esta sección son las diferentes versiones de pasajes como 'La huida a Egipto', 'El Descendimiento', 'Abraham e Isaac' o 'La resurrección de Lázaro'.

Rembrandt mostró, a lo largo de su vida, un interés especial por los tipos humanos, sus situaciones y el entorno psicológico en el que se movían. En la temática de género, destaca en el artista su gran humanidad, bien patente un grupo de estampas dedicadas a pequeños y marginados muchachos, realizadas en la década de 1620.

Diez años después, el autor realizó "magistrales" imágenes de un anciano y una mujer y una pareja de mendigos cojeando con muletas, que son un precedente de los grabados posteriores de artistas como Goya.

También abordó otros temas como el bodegón o los paiesajes así como el desnudo y aquí se encuadran trabajos como 'Tres rostros de mujer', 'Paisaje con vacas' o 'Bañistas'. Pero tampoco faltaron en la obra de Rembrandt los retratos, como el que dedicó a su madre en 1628

Mostrar comentarios

Códigos Descuento