El Gobierno plantea cambios en la asignatura de Matemáticas: perspectiva de género y "sentido socioemocional"

Alumnos atienden durante una clase semipresencial de Matemáticas en el Colegio Ábaco, en Madrid
Alumnos atienden durante una clase semipresencial de Matemáticas en el Colegio Ábaco, en Madrid
Marta Fernández Jara - Europa Press - Archivo

El Gobierno prepara un documento que modifique ciertos puntos que rigen actualmente en todo el marco educativo con el objetivo de incluirlos en la 'Ley Celáa', cuyo borrador adelanta algunos de los planteamientos del Ministerio de Educación: promover el desarrollo sexual y personal en las primeras etapas y fomentar la perspectiva de género a través de ciertas asignaturas, como Matemáticas, Artes Escénicas o Educación Física. 

En el borrador, cuyo contenido ha sido avanzado por 'El Mundo' y 'ABC', el departamento dirigido por Pilar Alegría considera que "la adquisición de destrezas emocionales dentro del aprendizaje de las matemáticas fomenta el bienestar del alumnado", y justifica la necesidad de promover una perspectiva de género para hacer crecer "el interés por la disciplina y la motivación por las matemáticas".  

El documento, no exento de polémica por este y otros puntos desarrollados en él, fue enviado a las comunidades, que deberán ofrecer sus aportaciones para que pueda consensuarse así un texto definitivo. 

De aprobarse, las modificaciones introducidas en el currículo, la organización y los objetivos de primaria se implantarán para los cursos primero, tercero y quinto en el curso escolar 2022-2023, y para los cursos segundo, cuarto y sexto en el curso 2023-2024.

Así, y según la propuesta del Ejecutivo, se establecen las enseñanzas mínimas para la etapa de primaria (de los seis a los doce años), en la que pretenden poner especial énfasis en garantizar la inclusión educativa; la atención personalizada al alumno; la prevención de las dificultades de aprendizaje y la puesta en práctica de mecanismos de refuerzo u otras medidas cuando se detecten estas situaciones, según afirma el texto.

Matemáticas desde un "sentido socioemocional"

En el apartado referido a las Matemáticas dirigidas a los niños de primaria, se expone la intención de impartir la asignatura desde un "sentido socioemocional" e incluir nuevas destrezas esenciales para entender las emociones; lo que, según destacan, supondría una "mejora del rendimiento" y ayudaría a erradicar "ideas preconcebidas relativas al género o el mito del talento innato indispensable para esta materia".

El fin del Ministerio es alcanzar el desarrollo máximo de las potencialidades en todo el alumnado desde una perspectiva inclusiva; y, por otra parte, la alfabetización matemática (conocimientos y habilidades para aplicar el razonamiento matemático).

Pretenden con esta medida ampliar el interés de las mujeres en titulaciones relacionadas con la disciplina y en las que hay un claro desequilibrio entre la presencia de alumnos hombres y mujeres. De hecho, para reforzar este fin, aseguran que será clave "dar a conocer al alumnado las contribuciones de las mujeres a las matemáticas a lo largo de la historia".

Este enfoque no solo se tratará de incluir en la asignatura de Matemáticas, sino que el Gobierno pretende implantarla en Enseñanzas Artísticas -donde se promoverán las "manifestaciones elementales vinculadas a la expresión corporal y a las artes escénicas de diferentes lugares, épocas y estilos, incluidas las contemporáneas, desde una perspectiva de género"- y en Educación Física, que deberá impartirse también desde una perspectiva de género "y rechazando comportamientos antisociales o contrarios a la salud que pueden producirse en estos ámbitos".

"Descubrimiento personal de la sexualidad"

También plantean otros cambios. Una de las propuestas que el Gobierno quiere implementar es el "descubrimiento personal de la sexualidad" en niños de 0 a 6 años, para "favorecer el descubrimiento personal de la sexualidad y la construcción de género a través de valores de igualdad y modelos no estereotipados".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento