Los científicos advierten del posible colapso de la corriente del golfo, cuyas consecuencias serían devastadoras

Los peces en los océanos se estresan por el aumento de CO2
Fondo marino en un océano.
Pixabye

La principal corriente oceánica del Atlántico, a la que también pertenece la corriente del Golfo, podría estar perdiendo estabilidad en el transcurso del último siglo y estar acercándose a un umbral crítico en el que podría colapsar, según un nuevo estudio publicado en la revista 'Nature Climate Change'.

La Circulación Meridional de Vuelco del Atlántico (AMOC por sus siglas en inglés), transporta masas de agua cálida desde los trópicos hacia el norte en la superficie del océano y agua fría hacia el sur en el fondo del océano, lo que es más relevante para las temperaturas relativamente suaves en Europa. 

Además, influye en los sistemas meteorológicos de todo el mundo. Por tanto, un posible colapso de este sistema de corrientes oceánicas podría tener graves consecuencias.

Los expertos no dudan en hablar de posibles efectos de este colapso, como el cambio en las lluvias de la que dependen billones de personas para el cultivo y su propia alimentación, el aumento de las tormentas y las bajadas de las temperaturas en Europa o el aumento del nivel del mar en Norteamérica. Conscecuencias que parecen más de películas de ciencia ficción.

Aunque los científicos no se atreven a ponerle fecha, "podría ser en una década, dos o varios siglos", sí que tienen claro que esto "no puede pasar". "Tenemos que hacer algo ya. El mundo podría haber traspasado ya varios puntos de inflexión que suponen una grave amenaza".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento