Heridos varios policías en Melilla tras ser agredidos desde la azotea de una casa donde se introdujeron dos fugados

  • Dos jóvenes han sido detenidos por estos hechos.
Policías nacionales
Imagen de archivo de dos agentes de la Policía Nacional.
POLICÍA NACIONAL - Archivo

Varios policías nacionales han resultado heridos en Melilla tras una intervención en el barrio de Cabrerizas en la tarde-noche del miércoles, después de que uno de ellos recibiera el impacto de una rueda con sus llantas lanzada desde una azotea de una vivienda en la que se habían introducido dos hermanos que se habían fugado de un control policial.

Los dos jóvenes han sido arrestados como presuntos autores de atentado a la autoridad y su vehículo requisado por carecer de seguro y el conductor de carnet de conducir.

Según han informado fuentes policiales, los hechos ocurrieron cuando un vehículo no atendió las indicaciones de un dispositivo formado por efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP), desplazados desde Málaga para reforzar la seguridad en la ciudad española del norte de África, y emprendió una huida hasta llegar al barrio periférico, donde lo dejaron aparcado y se introdujeron en el domicilio.

Los policías les solicitaron que saliesen a la calle y tras unos gritos de la madre, que pedía "que dejaran en paz" a sus hijos, comenzó una lluvia de objetos sobre los agentes.

La citada fuente ha detallado que el peor parado fue un policía que recibió el impacto de una rueda completa, con llantas incluida, lanzada desde la azotea. Otros sufrieron contusiones tras ser alcanzados por otros objetos contundentes que les arrojaban desde el mismo lugar.

Tras la llegada de los refuerzos, la Policía Nacional pudo controlar la situación y llevarse detenidos a los dos jóvenes, hermanos para más señas, que protagonizaron esta reacción violenta.

El servicio de atención médica urgente del 061 acudió a la calle Chile y, tras atender a los heridos, se llevó a dos de ellos al hospital para una atención más exhaustiva, especialmente el agente que se llevó el golpe de la rueda, que requirió puntas de sutura.

Por último, una grúa se personó y trasladó el Audi de la fuga hasta el almacén de vehículos, dado que carecía de seguro y su conductor no cuenta con carnet de conducir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento