Logo del sitio

Viajar en avión provoca dolor de cabeza a millones de pasajeros

  • Cada año 100 millones de viajeros podrían verse afectados.
  • Cambios de presión, ruido, malas posturas, cambios de horario...
  • Los expertos recomiendan evitar el estrés y tener a mano un analgésico.
El dolor de cabeza puede convertirse en un insufrible compañero de viaje.
El dolor de cabeza puede convertirse en un insufrible compañero de viaje.

Bien por placer o por trabajo, cada vez se viaja más en avión. A las colas para facturar, los problemas con las maletas y el equipo de mano, el insomnio, los mareos y los sudores, ahora hay que añadirle los dolores de cabeza.

Y es que los viajes en avión pueden suponer un problema de salud para el viajero, que ve agravado el dolor de cabeza por culpa de los desplazamientos.

Según un estudio realizado en casi 1.000 hombres y mujeres que habían viajado más de una vez en avión y publicado en la revista científica Cephalalgia , ha puesto de manifiesto que casi el 6% de estas personas había sentido dolor de cabeza durante el vuelo.

Dos tercios eran mujeres, y un tercio tenía antecedentes familiares de cefalea. Entre los que sufrían cefaleas asociadas a vuelos, el 19,2% dijo que tenía dolores de cabeza cada vez que volaba. A partir de los 3.300 millones de asientos disponibles por año en los vuelos comerciales con un 70% de ocupación, el equipo de científicos autores del estudio ha estimado que más de 100 millones de pasajeros al año podrían padecer cefalea asociada con volar en avión.

Los factores que pueden favorecer la aparición de cefaleas durante el vuelo son: el estrés, el simple hecho de tener que preparar la maleta a última hora, el temor a no despertarse a tiempo y a no llegar a la facturación y el embarque, o el miedo que en muchas personas provoca el hecho de volar.

Las malas posturas, las contracturas y los dolores cervicales debidos al poco espacio en cabina también pueden derivar en dolores de cabeza, así como los posibles desajustes horarios, los cambios de presión atmosférica y de altitud, sobre todo durante el despegue y el aterrizaje; la mala calidad del aire en la cabina o el ruido del motor.

También influye el ayuno y no respetar los horarios de comidas, sobre todo en el caso de personas proclives a tener ataques de migraña.

Los expertos recomiendan:

  • Preparar con antelación el equipaje, para evitar las prisas de última hora.
  • Evitar el estrés llegando con tiempo suficiente al aeropuerto.
  • Mantener la hidratación: Ingerir regularmente agua o zumos, evitando las bebidas alcohólicas.
  • Moverse y cambiar de postura, tanto del cuerpo como de la cabeza de forma periódica y realizar ejercicios musculares para prevenir las molestias musculares.
  • Mantener la regularidad del sueño, evitando el insomnio y el exceso de horas de sueño.
  • Evitar viajar en ayunas, tomando algo en el aeropuerto y justo antes de subir al avión.
  • Estar preparados llevando un analgésico para aliviar la cefalea que puede provocar los cambios de presión.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento