Acusado de pedofilia porque habían hackeado la IP de su ordenador para descargar imágenes ilegales

Detenidas 79 personas en operación contra la pedofilia en Internet
La Policía interviene una red de pedófilos, archivo
EP

Un juzgado madrileño ha archivado la investigación abierta contra un empresario al que la Policía denunció por descargarse material pedófilo, por lo que registró su vivienda y rastreó su ordenador, tras determinarse que no tenía imágenes ilegales y que le debieron hackear la IP de su ordenador.

En un auto, la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcobendas , en Madrid, decreta el sobreseimiento provisional de la causa ya que "no parece debidamente justificada la perpetración de delito".

Detalla que, tras el análisis policial de los dispositivos del sospechoso, "no se ha encontrado nada de interés para la investigación de los hechos", calificados como un posible delito de prostitución de menores.

El archivo de la causa contra el joven empresario se ha producido después de que los letrados del investigado, del bufete Ospina Abogados, presentaran un escrito solicitando el sobreseimiento por "la falta absoluta de indicios incriminatorios" contra el acusado.

La Policía llegó a registrar su casa y su ordenador

En el escrito estos letrados recuerdan que el 10 de marzo de 2021 agentes del grupo de Seguridad Informática entraron sorpresivamente en el domicilio del investigado y se incautaron de su ordenador y otros aparatos electrónicos para localizar "cualquier evidencia digital que permitiera acreditar la tenencia o producción de material pornográfico de menores".

Los agentes no hallaron material de ese tipo en un primer análisis ni posteriormente, por lo que la defensa del acusado sostiene que el único indicio incriminatorio sería la descarga de esas imágenes desde su IP, contratada con la compañía Vodafone, que precisamente le había dado problemas de conexión en varias ocasiones durante 2019, cuando supuestamente se descargaron imágenes ilegales.

Los delitos informáticos a los que estamos expuestos

Por eso sostienen que "el verdadero autor de los hechos bien pudo conectarse desde la IP del representado para hacer las descargas informáticas del material ilícito", provocando hasta ocho averías en la línea que el investigado reportó debidamente a su compañía.

"Este nuevo caso de usurpación de identidad electrónica pone de manifiesto el amplio abanico de delitos informáticos a los que estamos expuestos" y la posibilidad de que "un inocente acabe condenado por un delito que nunca cometió", advierten los letrados Juan Ospina y Beatriz Uriarte.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento