Policías disuelven un botellón en Lugo y denuncian a 5 personas por reunirse con no convivientes de madrugada

Agentes de la Policía Nacional y de la Local de Lugo han disuelto en la madrugada del pasado domingo un botellón en la zona de Saamasas en el marco de una actuación en la que fueron denunciadas cinco personas por encontrarse acompañadas de no convivientes entre la 1,00 y las 6,00 horas pese a las restricciones para frenar la pandemia de la Covid-19.

Según ha relatado la Policía Local, durante la noche del 31 de julio y el 1 de agosto varias dotaciones policiales intervinieron en un botellón en la zona de la escuela de piragüismo, en el marco del que también fueron denunciadas dos personas por no usar mascarilla.

También los agentes comprobaron que una de las de las personas posiblemente procedente del botellón, que se asentó del lugar al volante de un turismo, obtuvo resultado positivo en las pruebas de alcoholemia a las que fue sometida. El conductor ha sido denunciado administrativamente.

RUIDOS

Por otra parte, a las 00,40 horas de este 2 de agosto vecinos de una vivienda en la calle Río Eo requirieron la presencia policial debido a las molestias por ruidos procedentes de otro piso.

En el lugar los agentes localizaron la vivienda de la que procedía música alta y, en contacto con el morador, encontraron a seis personas, tres de las cuales no viven ahí, por lo que abandonaron de inmediato el lugar al estar en vigor a limitación de reunión a partir de la 1,00 horas, tras lo que cesaron las molestias.

Asimismo, a las 3,00 horas del mismo día agentes de la Policía Local acudieron a la calle Laverca por una queja por ruidos. Allí comprobaron que, a través de la ventana de uno de los pisos, se proyecta música al exterior "con volumen elevado", la cual cesa al poco de llegar los efectivos, a pesar de lo cual advierten a la persona que baja al portal a atenderlos.

A las 4,21 horas los agentes regresan el mismo lugar porque las molestias continúan y acceden a la vivienda, tras permitírselo la propietaria, que manifestó que tenía alquilada una habitación a un hombre que supuestamente causa las molestias.

Por ello, los policías se entrevistan de nuevo con el hombre y comprueban que se hallaba en compañía de otras dos personas no convivientes, que fueron invitadas a abandonar el lugar de inmediato.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento