Saray Montoya, tras ser brutalmente apuñalada por familiares: "Ha sido un intento de asesinato"

Saray Montoya habla en 'Viva la vida' tras haber sido apuñalada.
Saray Montoya habla en 'Viva la vida' tras haber sido apuñalada.
TELECINCO

Un día después de haber sido víctima de un brutal apuñalamiento por parte de su suegro y su cuñado, Saray Montoya, diseñadora y exconcursante de Supervivientes 2018, ha contado en el programa Viva la vida cómo se encuentra tras lo ocurrido, una pesadilla que no ha dudado de calificar como un "intento de asesinato".

"Me encuentro mal, débil, ha sido una paliza, una agresión con tijeras, con cuchillos, ha sido algo horrible", ha calificado Montoya al inicio de la entrevista con Toñi Moreno.

La también exparticipante de Los Gipsy Kings ha explicado, entre lágrimas, que ella no ha sido la única víctima de la agresión, que también ha sufrido su hija Naiara. "Estábamos acostadas en el sofá y mi hija me preguntó: '¿Estamos vivas o estamos muertas?", ha recordado.

Montoya se ha derrumbado al hablar de su hija: "Mi niña está mal, le dieron una puñalada en el pecho, querían clavársela en el corazón, y otra en la mano, le dieron un bocado...", ha asegurado. "Ha sido horrible, esto ha sido un intento de asesinato", ha reiterado la diseñadora.

Respecto a los agresores, entre los que se encontraban su suegro y su cuñado, Montoya ha declarado que "ellos no son mi familia, la familia no hace eso". "Eran la familia de mi marido, el padre, el hermano, y venían dos más que yo no los conozco: un chico grande y otro señor, que era blanco, con un sombrerillo, con los ojos azules", ha descrito.

Asimismo, Saray Montoya ha contado, muy afectada, cómo empezó la agresión y lo que sintió en aquel momento. "Yo pensaba que a mi niña me la mataban", se ha sincerado, al tiempo que ha manifestado que no entiende cómo su suegro y su cuñado han podido hacerle eso a "su nieta y su sobrina, que es un cacho de su sangre, y la han querido matar". 

La exconcursante de Supervivientes ha reconocido que tiene miedo tras lo ocurrido. "Fue una trama muy rara, muy grande. Me cogieron a mí y a mi niña solas, con cuatro mujeres más, mi marido no estaba (...). El hermano de mi marido entró y se lio a palos con mi niña. Entonces se vinieron todos los hombres a por mí. Empezaron a cuchillazos, con tijeras, se ensañó... Cogía hasta impulso", ha relatado Montoya sobre la brutal agresión.

Tras oír los gritos de la reyerta, los vecinos dieron la voz de alarma a la Policía, que "vio el percal y se fueron a por ellos. Les di nombre y direcciones, pero ya no estaban, están perdidos", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento