Obama visita por primera vez al Papa y le asegura que el G-8 ha sido muy productivo

  • Es la primera entrevista del presidente de EE UU con el Papa.
  • Se ha trasladado al Vaticano tras el fin de la cumbre del G-8.
  • Su visita ha sido precedida de un amplio dispositivo de seguridad.
El presidente de EE UU, Barack Obama, posa junto al Papa y a su mujer, Michelle Obama.
El presidente de EE UU, Barack Obama, posa junto al Papa y a su mujer, Michelle Obama.
Jason Reed / REUTERS

El presidente de EE UU, Barack Obama, fue recibido este viernes por el Papa Benedicto XVI en el Vaticano, a quien aseguró que la cumbre del G-8 celebrada en la localidad italiana de L'Aquila fue "muy productiva" y en ella se decidieron "ayudas para los países pobres"; en concreto, 20.000 millones de dólares para la agricultura de aquellos lugares más necesitados.

De esta forma, el presidente de los Estados Unidos se reunía por primera vez con el Papa para sostener lo que la Casa Blanca definió como un diálogo franco sobre asuntos en los que están de acuerdo y otros en los que discrepan.

"Santidad, es un honor para mí estar aquí", dijo Obama, tras ser recibido con un cordial apretón de manos por el Pontífice en la sala del Tronetto, anexa a la Biblioteca Privada, lugar de la entrevista.

Santidad, es un honor para mí estar aquí

Una vez sentados uno frente a otro, Benedicto XVI le preguntó por la cumbre del G-8, concluida pocas horas antes. El mandatario estadounidense, siempre sonriendo, le dijo: "ha sido muy productiva y hemos decidido ayudas para los países pobres".

Narcotráfico, crisis e inmigración

Después bromearon sobre la numerosa presencia de fotógrafos y, así, Obama dijo al Papa: "estoy seguro de que usted está acostumbrado a ser fotografiado. También yo lo estoy". Luego los fotógrafos, cámaras de televisión y periodistas abandonaron la Biblioteca Privada, se cerraron las puertas y comenzó el coloquio privado, con la ayuda de dos intérpretes, que se prolongó durante 40 minutos.

El Papa manifestó que la defensa de la vida y el derecho a la objeción de conciencia "son los grandes desafíos para el futuro de cada nación y para el verdadero progreso de los pueblos", según informó el Vaticano. El mismo comunicado anunciaba que, en la reunión, también se había analizado el tema de la inmigración, "con particular atención al tema de la reagrupación familiar".

"En el centro del coloquio también han estado temas de

política internacional, teniendo en cuenta los resultados de la cumbre del G-8. Se ha hablado de las perspectivas de
paz en Oriente Medio, sobre la que se registraron convergencias, y sobre situaciones regionales", precisó el Vaticano en la nota.

El Pontífice y Obama analizaron asimismo
el diálogo entre culturas y religiones, la
crisis financiera a nivel global y sus implicaciones éticas, la
seguridad alimentaria, la ayuda al
desarrollo de África y América Latina y el problema del
narcotráfico.

Antes de reunirse con el Pontífice, Obama mantuvo un encuentro de unos diez minutos con el secretario de Estado de la Santa Sede ("primer ministro"), cardenal Tarcisio Bertone.

Gran dispositivo de seguridad

Obama llegó al Vaticano a las 16.00 h en medio de fuertes medidas de seguridad y entró en el pequeño Estado a través del Arco de las Campanas, tras atravesar la plaza de San Pedro. Lo acompañó un séquito de diecisiete personas y fue recibido en el patio de San Dámaso por el Prefecto de la Casa Pontificia, el arzobispo James Harvey, mientras un piquete de la Guardia Suiza rindió honores.

Decenas de

carabinieri y
policías antidisturbios custodiaban la plaza vaticana y la vía de la Conciliazione, la amplia calle que une el Vaticano con Roma, donde algunos
grupos de personas aplaudieron el cortejo presidencial. La basílica de San Pedro ha sido
cerrada a los turistas y se ha desviado el tráfico en la zona. Además, las
alcantarillas y las papeleras han sido
selladas, dentro de las medidas de seguridad adoptadas. El
uso de teléfonos móviles también fue interrumpido mientras pasaba la comitiva del presidente estadounidense

La visita al Vaticano es el
último acto de la estancia de Obama en Italia, pues, desde la capital italiana, el mandatario
se trasladará a Ghana.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento