El empresario Miguel Raya tiene ya un busto en la plaza del Molino de la Vega que lleva su nombre

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz; el vicepresidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), Antonio Gemio; y la presidenta de la Asociación de Vecinos del Molino de la Vega, María Teresa Paús, han inaugurado este viernes el busto de Miguel Raya Romero en la plaza de esta barriada que lleva su nombre.
El empresario Miguel Raya tiene ya un busto en la plaza del Molino de la Vega que lleva su nombre
El empresario Miguel Raya tiene ya un busto en la plaza del Molino de la Vega que lleva su nombre
ALBERTO_DIAZ

Se trata de una obra artística que ha sido donada por la familia al barrio y realizada por la nuera del empresario, Mariló Batanero, según ha informado el Consistorio en una nota de prensa.

Gabriel Cruz ha señalado que "este busto recuerda el legado de uno de los empresarios más emblemáticos de la capital que, a pesar de haber nacido fuera sintió siempre esta ciudad y este barrio como propios demostrando además, en lo personal y en lo profesional, su compromiso con el progreso y el bienestar de esta tierra y de sus gentes". "Un onubense de corazón, que siempre será recordado por su carácter afable, por su arrojo empresarial y por la vinculación con este barrio tan castizo del Molino de la Vega", ha dicho.

Para la FOE, "es imprescindible que la sociedad reconozca con gestos de esta índole a los benefactores de la misma, es decir, a sus empresarios, que contribuyen al bienestar social con la creación de puestos de trabajo y la aportación de riqueza allá donde se asientan".

Y, al respecto, ha puesto de manifiesto la contribución de Miguel Raya, "uno de los empresarios más destacados en la historia reciente de Huelva, que llegó a nuestra ciudad desde Calañas en los años 30 y que desde los 14 hasta los 92 años estuvo ligado a la actividad comercial, un 'arquitecto comercial' que construyó un imperio con 150 personas a su cargo, y creó hasta nueve establecimientos".

Asimismo, ha destacado "su implicación en la actividad social y humanitaria en unos tiempos en los que la responsabilidad social no estaba de moda, convirtiéndose en mecenas ligado a causas humanitarias o sociales y posibilitando una corriente de solidaridad alrededor de sus negocios".

Por su parte, Mariló Batanero ha mostrado su "enorme felicidad porque los vecinos del Molino de la Vega hayan apreciado y aceptado esta escultura en su barrio", y ha agradecido especialmente a María Teresa Paús sus gestiones para a que "la imagen de un hombre altruista, con una generosidad a la misma altura que su capacidad de trabajo, presida la plaza que lleva su nombre hace más de dos décadas".

Batanero ha recordado que la obra partió de un retrato en barro que realizó a su suegro hace muchos años y del que Miguel Raya se quedó asombrado por el gran parecido. Tras conseguir su beneplácito la obra se terminó en bronce y se expuso durante un tiempo en la Camisería Inglesa, no obstante, su autora siempre quiso que presidiera esta plaza.

Por último, María Teresa Paús ha puesto en valor la cercanía de Miguel Raya con el barrio," todas las semanas venía por aquí "y ha incidido en "su cercanía a los vecinos y su predisposición a escuchar, a ayudar a la gente y a encontrar soluciones; era una persona que tomaba el pulso a Huelva y se preocupaba por ella".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento