Un youtuber gana una apuesta de 10.000 dólares a un profesor al 'romper' las leyes de la física

  • El profesor de física finalmente admitió, con reticencias, que había perdido y pagó la apuesta.
Imagen del vehículo Blackbird en acción.
Imagen del vehículo Blackbird en acción.
Rick Cavallaro

El youtuber Derek Muller, creador del canal Veritasium, acostumbra a analizar y desentrañar en sus vídeos curiosos conceptos científicos para sus 9,5 millones de seguidores. Sin embargo, ha sido tal la controversia generada en uno de ellos que le llevó a realizar una apuesta de 10.000 dólares -unos 8.400 euros- con un profesor de física, y que terminó ganando.

Todo comenzó en mayo, cuando Muller publicó en su canal un vídeo sobre Blackbird, un vehículo creado por el exingeniero aeroespacial Rick Cavallaro que funciona con energía eólica. La peculiaridad que convierte a Blackbird en un vehículo único es que puede moverse directamente a favor del viento más rápido que el propio viento durante un período prolongado y sin virar, como sí pueden hacer los barcos.

Tan solo una semana después de haber publicado su vídeo, la polémica estaba sembrada: Alexander Kusenko, profesor de física en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), no daba crédito a las imágenes y así se lo hizo saber en un correo electrónico, ya que, de ser cierto, ese vehículo rompería las leyes de la física.

Fue entonces cuando Muller decidió saltar a otro nivel del debate y le sugirió apostar 10.000 dólares para ver quién tenía razón, sin esperar que Kusenko aceptara la apuesta, cosa que finalmente hizo. 

El profesor le envió un documento con los términos de la apuesta, de la que estaba convencido de que no perdería. "Gracias a las leyes de la física no estoy arriesgando nada", declaró el mes pasado en declaraciones a Vice.

Según la explicación aportada por Kusenko, el vehículo Blackbird probablemente se hubiera aprovechado de las ráfagas de viento intermitentes en la zona, lo que hizo que ayudaran al bólido a acelerar.

Por otro lado, Muller envió a Kusenko los datos de las pruebas realizadas y que fueron grabadas en el lecho del lago El Mirage, en Arizona. Durante la conducción en ese trayecto, el vehículo Blackbird llegó a acelerar durante dos minutos, algo imposible si realmente hubiera habido alguna racha de viento intermitente, como apuntaba el profesor.

Según estos datos, Blackbird alcanzó una velocidad de 45 km/h con un viento de cola de 16 km/h. 

En junio, Muller decidió publicar en su canal un vídeo donde contaba todo el debate generado y, varias semanas después, Kusenko finalmente admitió que el vehículo Blackbird podía ir ligeramente más rápido que el viento, si bien sostuvo que únicamente en periodos cortos. 

Según ha explicado Muller en declaraciones a Business Insider, "la resolución de nuestra apuesta no fue tan clara como esperaba". "Kusenko soltó los 10.000 dólares, dejémoslo así", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento