"Tenemos miedo, las grietas van a más y nadie hace nada": las viviendas de San Fernando sufren por la línea 7 de Metro

Grietas en las viviendas de San Fernando de Henares provocadas por las obras de la línea 7 de Metro.
Grietas en las viviendas de San Fernando de Henares provocadas por las obras de la línea 7 de Metro.
Jorge Paris

Grietas en los muros, en las paredes y en el suelo desde hace más de una década. Esto es lo que llevan sufriendo los vecinos de San Fernando de Henares (Madrid) que denuncian los desperfectos en sus viviendas por las obras de la Línea 7B de Metro de Madrid. La Comunidad ha ido haciendo reparaciones, pero, vecinos y autoridades aseguran que la situación "no mejora", más bien al contrario, "porque solo son parches".

Desde hace 13 años, cuando se construyó esta línea de metro, más de 350 viviendas sufren grietas en sus casas. Este es el caso de Alejandro, que en declaraciones a 20minutos asegura que tienen un sentimiento de "frustración" porque siguen viendo como salen nuevas grietas en sus casas tras las numerosas reformas que ya se han realizado para tratar de radicar este problema.

"Nos desalojaron para reparar las grietas pero no han hecho nada, nos pintaron las paredes y al mes volvieron a salir las grietas", añade.

Este es el caso de Paloma, que tiene una academia de baile, y asegura que están "muy asustados" porque las grietas van a más y nadie pone remedio. Tiene las paredes, el suelo y el techo con enormes grietas y teme que se le pueda caer el local entero. "Tenemos miedo, porque las grietas van a más y es desolador porque nadie hace nada".

Los vecinos que se encuentran en cercanías a la estación creen que el suelo también ha debido asentarse y desplazarse porque muchas puertas se encajan y no abren bien. Cada vez se producen más daños en las casas, se caen los baldosines, las puertas se descuadran y no encajan. Hay vecinos que han abandonado sus viviendas y los que siguen tienen miedo de que un día se les caiga la casa encima.

"Tenemos pánico. Por las noches, nos dormimos escuchando el crujir de las paredes. La sensación es de angustia total, piensas que se va a caer el edificio con nosotros dentro. Hemos invertido todos nuestros ahorros en esta casa... Nos han arruinado la vida", señala Javier, otros de los vecinos afectados.

Grietas en las viviendas de San Fernando de Henares provocadas por las obras de la línea 7 de Metro.
Grietas en las viviendas de San Fernando de Henares provocadas por las obras de la línea 7 de Metro.
Jorge Paris

El alcalde de San Fernando de Henares, Javier Corpa, envió una carta el pasado 1 de junio a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, reclamando "una solución global y urgente" por el agravamiento de los daños en viviendas afectadas por la línea 7B de Metro, a raíz de los trabajos que actualmente lleva a cabo la Comunidad de Madrid en el entorno del pozo de ventilación de la línea 7B, en las inmediaciones de las calles Pablo Olavide, La Presa y Rafael Alberti.

El Gobierno regional comenzó el pasado 12 de julio, las obras de mejora de la línea 7B de Metro en el tramo comprendido entre las estaciones de La Rambla y Hospital del Henares, en los municipios de Coslada y San Fernando de Henares. Estos trabajos se realizarán durante un plazo de dos meses y medio hasta el 24 de septiembre.

28 millones de euros invertidos

Según la Consejería de Transportes de Madrid, en esta zona se han realizado una serie de reformas por un valor de 28 millones de euros. En esta cuantía se incluyen las actuaciones a corto y medio plazo que se harán próximamente, como las tres demoliciones que se llevarán a cabo en la calle Presa, la intervención en el pozo de ventilación que originó las filtraciones o las obras de mejora y consolidación de la línea 7B de Metro entre La Rambla y Hospital del Henares, que empezaron este lunes.

Esta será la séptima vez que se corte la ampliación de la línea 7, conocida como MetroEste, que se inauguró días antes de las elecciones autonómicas de 2007, donde Esperanza Aguirre obtuvo la victoria, y que "casi inmediatamente" ya presentó "los primeros síntomas".

"Esta fue una obra electoralista, a contrarreloj, que no era recomendable por las propias aguas que hay debajo y desoyendo las informaciones de los técnicos", asegura Alejandro.

Grietas en las viviendas de San Fernando de Henares provocadas por las obras de la línea 7 de Metro.
Grietas en las viviendas de San Fernando de Henares provocadas por las obras de la línea 7 de Metro.
Jorge Paris

Por el momento, las viviendas afectadas tendrán que esperar aunque se realizará en ellas una "actuación integral -tanto en los cimientos como en los interiores-", según han detallado a este periódico desde la Consejería, pero de momento no hay fecha de cuándo se pondrá fin a este sufrimiento diario que viven estos residentes.

Cambio de planes

Entre 2003 y 2007, Metro ejecutó su segundo gran plan de ampliación, con 80 kilómetros y 90 nuevas estaciones. La Línea 7 salió de Madrid para conectar con los municipios de Coslada y San Fernando de Henares. En un principio, el proyecto consistía en un tramo casi recto entre las estaciones de San Fernando y Jarama. Sin embargo, acabó por modificarse y se trazó una curva para incluir dos estaciones más: Hospital de Henares, para dar servicio al Hospital, entonces en construcción, y Henares.

Desde la inauguración de la línea 7B en 2007, se registraron 595 incidencias solo por averías de tren. A estas, habría que sumar otras 144 por avería de instalaciones fijas y 547 incidencias de la explotación.

En consecuencia, se realizaron trabajos de reformas en 2008, 2010, 2012, 2013, 2014 y 2015 por importes entre siete y diez millones de euros. Además, tuvo que cerrar incluso ese tramo de la línea entre noviembre de 2015 y diciembre de 2016, con una inversión de seis millones de euros.

El problema está en el terreno: se infiltra agua del río Jarama

Los vecinos de la zona en la que se sitúa la curva, la más baja del túnel de la línea -concretamente, las calles Pablo Olavide, Ventura Argumosa, Rafael Alberti, Francisco Sabatini, Vergara, Lisboa y Rafael Sánchez Ferlosio- llevan desde 2010 reclamando lo que les ha costado arreglar sus casas.

El problema, resumido, es que tras la construcción de la línea se está infiltrando agua del río Jarama. Bajo el túnel del metro se encontraba una capa de sal de entre tres y cuatro metros de espesor. Como consecuencia de las filtraciones de agua, la sal se está descomponiendo y provoca hundimientos en la superficie.

Grietas en las viviendas de San Fernando de Henares provocadas por las obras de la línea 7 de Metro.
Grietas en las viviendas de San Fernando de Henares provocadas por las obras de la línea 7 de Metro.
Jorge Paris

Según la Comunidad de Madrid, la zona donde se han producido mayores daños se encuentra una concentración de halitas (cloruro sódico) cerca del pozo de bombeo, este es el punto más bajo de la línea y desde ahí se bombea el agua hacia fuera.

Lo que no se aclara es si el problema fue confundir la halita con el yeso o si por el contrario fue no investigar por debajo del túnel. "Ambas serían prácticas ingenieriles muy cuestionables", señala Ángela, ingeniera de caminos. "En terrenos solubles conviene profundizar la investigación por debajo de la base del túnel (precisamente por problemas de disolución como este) y conviene identificar bien los materiales por su distinta velocidad de disolución", añade.

Hay otro factor a considerar: los hundimientos se concentran en una zona que no estaba en el proyecto original. La decisión de cambiar el trazado se tomó con las obras ya comenzadas. "El nuevo trazado requería unas investigaciones geotécnicas y estas fueron insuficientes para detectar el problema", asegura la ingeniera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento