Admiradora de Cate Blanchett y amante de los viajes, la cocina y los animales: así es Selin Yeninci, de 'Tierra amarga'

La actriz turca Selin Yeninci.
La actriz turca Selin Yeninci.
Serkan Emiroglu / Instagram Selin Yeninci.

"Chéjov tiene un dicho: 'Si quieres trabajar en tu arte, trabaja en tu vida'. Y yo me pregunto: '¿Cómo podría ser mejor en esto?'. Así que todo aquel se plantea esto mismo y sigue su camino se convierte en un ejemplo para mí". Estas son palabras de Selin Yeninci, la actriz que interpreta a Saniye, la esposa de Gaffur, en la última serie que el alud de ficciones turcas ha traído hasta nuestras pantallas, Tierra amarga, de cuyos actores principales, Hilal AltınbilekUğur Güneş, ya hemos hablado.

Nacida en Estambul el 16 de enero de hace 33 años, Selin es hija de un oficial retirado y de una propietaria de una clínica de estética, se crio junto a su hermano Okan, dos años menor, en Esmirna. Se considera "devota" de su familia y su referente es su madre, "una de las mujeres de negocios más notables" de la ciudad. "Mi familia era muy moderna. Siempre me he sentido respetada y querida. Les quiero muchísimo y, aunque ahora vivo en Estambul, estamos al tanto de todo lo que nos pasa. Ellos son mi tema más sensible", aseguró.

Precisamente su madre fue quien le inculcó una de sus pasiones, la lectura, pues fue bajo su influencia que pronto supo leer y escribir, ya que se considera a sí misma "mentalmente hiperactivo" y que necesita estar constantemente tratando de aprender algo nuevo: “Siempre trato de conocerme mejor a mí misma, haciendo algo sobre mi profesión a cada hora, como puede ser ver películas o leer, así como hacer deporte todos los días".

Y esperamos que siga escuchando la radio, pues fue por un anuncio de una emisora local buscando actores de doblaje infantiles cuando descubrió su vocación. "A la edad de seis años, comencé a actuar en un programa de Izmir TRT Radio. Ganaba dinero poniendo voz a documentales, dibujos animados, comerciales y haciendo nuevos amigos. Me gustó y los fines de semana comencé a ensayar", ha contado sobre cómo luego comenzó a dar clases mientras se sacaba sus estudios: "Yo no tenía una frase como 'Seré médico". No consideré hacer otra profesión".

Tras sacarse sus estudios en el Departamento de Actuación de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Dokuz Eylül, pronto le llegó la oportunidad: en 2013, casi recién salida de las clases, encarnó a Hande en la serie Vicdan. Sin embargo, no sería hasta tres años más tarde que comenzaría a acaparar miradas, tras su papel de Nese en la miniserie Kaçın Kurası.

Poco después, y con algo más de bagaje, comenzó a grabarse Tierra amarga, en 2018, ficción con la que se ha consagrado. "Estoy muy comprometido con mi trabajo. Me encanta trabajar, producir y conocer gente nueva de esta forma", ha llegado a declarar, así como que la clave para su interpretación es conocer: cuanto más, mejor: "Me esfuerzo en interiorizar y preservar mis observaciones".

Pero para ser, como ella pretende, una actriz conocida mundialmente porque considera que tiene "ese potencial", aprende de los mejores. "Desde Cate Blanchett hasta Ümmiye Koçak, que fundó el primer grupo de teatro femenino de Turquía en los montes Tauro y rodó varias películas, o Hayao Miyazaki", afirma, así como que sus películas favoritas son Kramer contra Kramer, El padrino o Fish Tank y sus directores preferidos Asghar Farhadi, Michael Haneke y Emin Alper.

También se suele inspirar mucho en artistas populares que se va encontrando en su vida, dado que otra de sus grandes pasiones es viajar: "En mi tiempo libre, elijo una ciudad que no he visitado nunca y voy allí durante dos o tres días, explorándola, haciendo nuevos amigos, coleccionando buenas historias y ya luego de regreso".

Para cuando está en casa, ningún problema, porque es una consumada chef. "Suelo cocinar mis comidas favoritas siempre que quiero. El pescado me sale fenomenal. También preparo un desayuno riquísimo. Y hago buenos platos tradicionales del mar Egeo", ha explicado en alguna ocasión, así como que la moda, aunque ha hecho sus pinitos en ella, no le interesa cuando se trata de ir de compras: "Soy imprevisible en las tiendas. Sigo la moda, pero como me aburre probarme algo en los probadores y caminar por la tienda, estoy lejos de ser una adicta a las compras".

En su Instagram, cuyos 235.000 seguidores van en aumento, suele aparecer rodeada de animales: perros, aves, corderos, caballos (practica la hípica). Pero difícilmente de algún novio, porque que se sepa, está soltera, siendo muy hermética en lo que respecta a su vída privada, pero definiendo el amor con unas palabras que dan a entender que no está para nada cerrada al sentimiento: "La única necesidad del se humano es amar. El amor es estar en un camino que provoca que todos mis sentidos se embellezcan y multiplica mi mundo, rindiéndome al fluir... y lo hago sin miedo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento