"Con Estanislao hemos cumplido un sueño"

  • Nace por primera vez un bebé cuya madre congeló sus óvulos.
  • La pareja lo hizo para elegir el mejor momento para tener el niño.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MURCIA

El pasado día 2 de marzo, Pilar y Estanislao, una pareja de Murcia, cumplieron lo que ellos califican de «sueño cumplido». Ese día nació su hijo Estanislao, un bebé que tiene una particularidad: ha nacido de los óvulos de su madre, congelados seis meses antes de su concepción.

Esta pareja tenía un problema de esterilidad. Acudieron a la clínica IVI de Murcia y allí decidieron que los óvulos de Pilar quedarían congelados mediante una técnica llamada vitrificación (en nitrógeno líquido, a -196 grados centígrados). Esta técnica permite a los padres retrasar su decisión de ser padres cuanto quieran, sin que los óvulos pierdan calidad. Seis meses después, cuando creyeron que sí podían asumir un embarazo, se sometieron a una fecundación in vitro que terminó con el nacimiento de Estanislao.

El director del IVI en Murcia, José Landeras, explica que la vitrificación está indicada en personas que quieren ser padres dentro de unos años con sus propios óvulos jóvenes o para pacientes que se van a someter a ciclos de radioterapia o quimioterapia, tratamientos que son muy dañinos para la fertilidad.

Más casos en Murcia

Según el doctor Landeras, el año pasado 25 mujeres murcianas vitrificaron sus óvulos para postergar su maternidad. Además, seis jóvenes (dos chicas y un chico) han congelado sus células reproductivas porque se enfrentan a terapias contra el cáncer.

El coste de la vitrificación es de unos 2.000 euros, que permiten mantener congelados los óvulos sine die (excepto si la mujer decide descongelarlos o hasta que cumpla 50 años). Un proceso de fecundación in vitro cuesta entre 5.000 y 6.000 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento