La presidenta de Argentina remodela su Gobierno después de la derrota electoral

  • Dimiten el jefe de Gabinete y el ministro de Economía.
  • Son dos miembros clave  en el Ejecutivo.
  • La semana pasada renunciaron los ministros de Salud y Transportes.
El hasta ahora jefe de Gabinete, Sergio Massa (i), y el ya ex ministro de Economía, Carlos Fernández.
El hasta ahora jefe de Gabinete, Sergio Massa (i), y el ya ex ministro de Economía, Carlos Fernández.
EFE

La presidenta argentina, Cristina Fernández, profundizó este martes los cambios en su equipo de Gobierno tras la derrota que el oficialismo sufrió en los comicios legislativos del pasado 28 de junio, con la sustitución de dos funcionarios clave, el jefe de Gabinete y el ministro de Economía.

La mandataria aceptó las dimisiones del ministro Carlos Fernández y del jefe de Gabinete, Sergio Massa, y también la renuncia del secretario de Cultura, José Nun, lo que derivó en cambios en otras áreas centrales de gestión, como la cartera de Justicia.

El Ministerio de Economía quedará a cargo del joven economista Amado Boudou, hasta hoy al frente de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), el ente estatal que maneja los millonarios fondos de jubilación.

Boudou, quien promete devolverle el "alto perfil" a la cartera económica, ganó poder el año pasado como impulsor de la polémica nacionalización de los fondos de pensión administrados por bancos y aseguradoras privadas, mayormente de capitales extranjeros.

La salida de Sergio Massa de la Jefatura de Gabinete tampoco sorprendió, porque hace meses que se venía especulando con su retirada, que se daba por ya segura tras el descalabro electoral.

Cambios esperados

Tras los comicios legislativos de junio, la oposición reclamaba la salida de funcionarios cuestionados por su desempeño, como el ministro de Planificación y el secretario de Comercio Interior.

"No veo que por el resultado de las elecciones tenga que hacer algún cambio de gabinete", afirmó Cristina Fernández hace sólo ocho días, horas después de la derrota del oficialismo en los comicios legislativos.

Sin embargo, ese día ya se había iniciado la renovación de su gobierno con la salida de la ministra de Salud, Graciela Ocaña, en medio de la expansión de la gripe A en el país, y con la renuncia, el miércoles pasado, del polémico secretario de Transporte, Ricardo Jaime, sobre el que pesan varias denuncias judiciales.

Desde entonces, los rumores sobre posibles nuevas modificaciones en el gabinete de Gobierno eran crecientes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento