Miles de vecinos del distrito Centro, amargados por el ruido en las terrazas

  • También padecen invasión de la vía pública.
  • Hay muchas quejas en Dos de Mayo y Chueca.
  • El problema afecta también a municipios como Aranjuez.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MADRID.
Una terraza en Madrid.
Una terraza en Madrid.
Jorge París

"El alboroto me quita el sueño, es insoportable. Casi todos mis vecinos, sobre todo los de la plaza, se han tenido que ir de casa, han vendido sus pisos y se han ido a otros barrios, porque en Chueca ya no hay quien viva", sentencia contundente M.ª Carmen, una vecina de 55 años que sufre en carne propia una de las modas del verano: las terrazas.

Casi todos mis vecinos han vendido sus pisos
y se han ido

Sólo en el distrito Centro de la capital (el punto más afectado de toda la región, según la Federación de Asociaciones de Vecinos, FRAVM), más de 85.000 vecinos soportan estoicamente los problemas derivados del ocio de otros. Justicia, Cortes, Palacio y Universidad son los barrios más castigados por los ruidos y por las mesas que invaden plazas y aceras.

Julián, un vecino de 60 años de la zona de Las Letras (Cortes), lleva mejor el ruido que la aglomeración de mesas y sillas que cortan el paso: "Esta zona es bastante ruidosa y bullanguera; pero tampoco hay que quejarse mucho: los jóvenes también tienen derecho a divertirse, ¿no? A mí me molesta más que la plaza está ocupada por sillas y mesas; la plaza debería ser para los peatones, no para las terrazas".

La historia se repite en la plaza del Dos de Mayo: "Aunque no tengan licencia para ocupar tanto espacio, les sale rentable pagar la multa", confirman los portavoces de varias asociaciones vecinales. El Ayuntamiento de Madrid no da datos sobre las sanciones que pone a terrazas por vulnerar la normativa.

Pero el problema no es exclusivo de la capital. Carlos y Elena (nombres supuestos) viven en la calle Verderón de Aranjuez y, como explican en una carta remitida a 20 minutos, sufren los ruidos de la terraza de un bar de copas "que está justo debajo de su balcón" y contra la que "ni siquiera sirve de nada cerrar las ventanas".

El Ayuntamiento del municipio tiene la polémica encima de la mesa y busca una salida para conciliar ocio y descanso: "Estamos trabajando para dar una solución a ambas partes".

Alternativa al 'botellón'

Pese a las quejas vecinales, los hosteleros defienden que, "precisamente, las terrazas son el mejor instrumento contra el ruido porque ayudan a erradicar el botellón", explica Vicente Pizcueta, de Empresarios por la Calidad del Ocio. "Habrá excepciones, pero los hosteleros suelen controlar a sus clientes para que no molesten", añade.

Los hosteleros suelen controlar a sus clientes para que no molesten

Vivir junto a una terraza puede llegar a ser incompatible con el descanso, pero muy pocos de estos casos acaban en los tribunales: "Los vecinos prefieren aguantar porque saben que son tres meses al año y meterse en un pleito no supone una solución", explica Ricardo Ayala, abogado de stopruido.com y experto en contaminación acústica.

Según su experiencia, lo mejor es "tratar de dialogar con los causantes del ruido, que muchas veces no son conscientes". Si esto no funciona, su bufete recomienda "insonorizar la vivienda o cambiarse de piso", asegura.

El problema, explica, "son los ayuntamientos", ya que a la hora de conceder licencias no atienden al número de mesas ni al total de permisos concedidos para una misma zona, como ocurre en Chueca, precisa. "Puede ser que la terraza lo tenga todo en regla y aún así moleste", asegura.

Problemas de suciedad e higiene

El ruido de las terrazas y la invasión de las aceras no son los únicos problemas que soportan los vecinos. Hilario y María Antonia, residentes en la plaza de Santa Ana, aseguran que cuando cierran las terrazas, los clientes no respetan nada. "Orinan por las esquinas, arriba y abajo, y nadie limpia nada", dicen.

Menos acera

Instalar una terraza en una acera es sencillo. El Ayuntamiento de Madrid cambió la ordenanza en 2008 para que los veladores pudieran instalarse en calles de 3 metros y no de 4,5, como antes.

Aviones de Barajas

Los vecinos afectados por la huella sonora de los aviones de Barajas saben bien lo que es el ruido. Una vecina de Algete ha enviado una carta a Aena: "Basta ya de excusas, vivimos en un infierno".

En cada municipio, una normativa

Aunque la Consejería de Interior interviene para sancionar cuando se detectan infracciones muy graves (ninguna en este año ni en el pasado), cada Consistorio decide la normativa al respecto.

Dinos...

...si te molesta alguna terraza.

Envía un correo electrónico a:

zona20@20minutos.es

Mostrar comentarios

Códigos Descuento