El riesgo de pobreza infantil se urbaniza en España: los niños con carencias materiales viven cada vez más en grandes ciudades y son más de un millón

Evolución de la tasa de pobreza infantil en España por grado de urbanización.
Evolución de la tasa de pobreza infantil en España por grado de urbanización.
Henar de Pedro

Los niños en riesgo de pobreza en España, los que pertenecen a hogares con  ingresos inferiores al 60% de la media nacional, viven cada vez más en grandes ciudades o en su área metropolitana, donde la desigualdad aumenta con el grado de urbanización que adquieren estas zonas más pobladas. 

Así se desprende del informe Geografía de la pobreza infantil en España, elaborado el Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil del Gobierno de España, que detalla que en nuestro país hay 2,3 millones de niños en riesgo de pobreza, de los cuales más de 1 millón (el 50,5%) reside en zonas urbanas muy pobladas -consideradas como el conjunto de localidades con una densidad de población de más de 500 habitantes por km2 y al menos 50.000 habitantes-. 

El estudio revela que, pese a que la tasa de pobreza infantil sigue siendo más alta en las zonas poco pobladas, en los últimos años se observa un cambio de tendencia que iguala las estadísticas, produciéndose una especie de fenómeno de urbanización de la pobreza infantil. 

Desde esta forma, en 2020, el 29,6% de los niños en riesgo de pobreza en España vivía en zonas poco pobladas frente al 27,6% que lo hacía en las muy pobladas. Desde 2018, este último porcentaje ha crecido aproximadamente dos puntos. 

Intensidad de la pobreza infantil por grado de urbanización.
Intensidad de la pobreza infantil por grado de urbanización.
Henar de Pedro

El documento explica además que la intensidad de la pobreza aumenta con el grado de urbanización -concepto que incluye no solo la cantidad de población residente sino también contigüidad geográfica, densidad y umbrales de población-, situándose la pobreza infantil alta más de un punto y medio por encima en las zonas muy pobladas (15,1%) respecto a las poco pobladas (13,5%). La pobreza severa (5,2%) es también un punto superior. 

Las mayores concentraciones de niños en riesgo de pobreza se localizan en las áreas metropolitanas de las grandes urbes. Muchas familias buscan como lugar de residencia localidades cercanas a estos núcleos poblacionales de gran tamaño debido a que el coste de la vida es más asequible, siendo la vivienda el elemento más determinante, según indica el informe. 

En Madrid se concentra el 9% de los menores pobres

El estudio analiza los casos de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga, las cinco grandes áreas urbanas de España que aglutinan al 32% de la población española. El documento señala a Madrid como ejemplo de ciudad donde las diferencias en las tasas pobreza infantil entre distritos son notables. En el distrito de Tetuán, la pobreza infantil alcanza el 31,5% mientras que es del 8,9% en Chamartín, donde más de la mitad de los niños viven en hogares con ingresos superiores al 200% de la media. 

Destaca el informe también que el área urbana de la capital de España es la que tiene un mayor número de niños en situación de pobreza: cerca de 230.000, lo que supone el 9% del total nacional. 

En la región madrileña. hay un total de cinco zonas con una tasa de pobreza infantil superior al 40%, entre las que se encuentran los distritos de Villaverde, Usera y Puente de Vallecas. Con una tasa de entre el 30 y el 40% hay 16 zonas -como Leganés, Fuenlabrada, Parla o Getafe- mientras que con entre el 20 y el 30% existen 32 núcleos -Alcorcón, Móstoles o Navalcarnero-. Localidades como Las Rozas, Torrelodones o Boadilla presentan tasas por debajo del 10%. 

Riesgo de pobreza en Madrid.
Riesgo de pobreza en Madrid.

Barcelona: hasta 14 zonas con tasas de pobreza de más del 40%

En el caso de Barcelona y su área metropolitana, el número de menores en riesgo de pobreza alcanza los 160.000. La situación es más crítica, con tasas de pobreza infantil por encima del 40%, en 14 zonas, entre las que se encuentran Barcelona, Badalona o Santa Coloma de Gramenet.

Por debajo, con tasas de entre el 30 y 40%, hay 50 núcleos urbanos, como Sant Boi de Llobregat o Martorell. La mayoría de localidades (66) presenta tasas de entre el 10 y el 20%. Entre ellas están Sant Cugat del Vallés, Rubí, El Masnou, El Prat o Castelldefels. 

Riesgo de pobreza en Barcelona
Riesgo de pobreza en Barcelona

60.000 niños en riesgo de pobreza en Valencia, Sevilla y Málaga

Por su parte, unos 60.000 niños en riesgo de pobreza residen en el área urbana de Valencia, con las tasas más altas en puntos de la propia capital, Mislata, Xirivella, Manises, Alfafar, Burjassot y Torrent. Esta última localidad es la única con una tasa superior al 40%. No hay zonas con tasas inferiores al 10%. 

Riesgo de pobreza en Valencia
Riesgo de pobreza en Valencia

También hay alrededor de 60.00 menores en riesgo de pobreza en Sevilla y Málaga, donde ninguna presenta tasas de pobreza infantil inferiores al 10%. 

En el área urbana sevillana, las tasas más altas-por encima del 40%- las encontramos en zonas de Sevilla capital, Dos Hermanas, Coria del Río, Los Palacios y Villafranca. Los mejores datos -tasas de entre el 10 y el 20%, se dan en zonas de la ciudad de Sevilla, Tomares y San Juan de Aznalfarache. 

Riesgo de pobreza en Sevilla
Riesgo de pobreza en Sevilla

En el caso de malagueño, las tasas de pobreza infantil por encima del 40% se encuentran en la capital y municipios más alejados como Benalmádena, Mijas o Fuengirola. 

Riesgo de pobreza en Málaga
Riesgo de pobreza en Málaga
Fachada de un edificio del Eixample de Barcelona.
Fachada de un edificio del Eixample de Barcelona.
ACN

El acceso a la vivienda, la mayor dificultad en grandes zonas urbanas

Esta radiografía de la pobreza precisa que mientras que las grandes ciudades concentran una gran cantidad de población en situación de pobreza y con mayor desigualdad, segregación residencial y alto coste de vida, los entornos menos poblados se enfrentan a otras dificultades: falta de oportunidades laborales, desequilibrio demográfico, escasa oferta educativa y de servicios básicos y falta de infraestructuras adecuadas.

La enorme dificultad para acceder a viviendas seguras, con buena habitabilidad y un precio asequible es otra característica de las grandes zonas urbanas. 

De hecho, el documento destaca que el 64,5% de los niños en hogares con problemas de sobrecoste viven en zonas muy pobladas, frente al 14,8% en zonas poco pobladas. Y detalla que los hogares con menos renta de entornos urbanos dedican de media un 22% más de dinero a la vivienda que los hogares con los mismos recursos en entornos rurales.

Además se aprecian diferencias respecto a la propiedad de la vivienda: en entorno urbanos un 42,5% de los menores empobrecidos vive de alquiler y en zonas poco pobladas es del 27,4%. 

"El entorno puede agravar, compensar o erradicar la pobreza"

En definitiva, el Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil concluye en su estudio que el entorno donde se resida puede "agravar, compensar o incluso erradicar" las situaciones de pobreza y sus consecuencias, de forma que "un entorno positivo puede proteger a la infancia contra los efectos perjudiciales de la pobreza del hogar" mientras que "entornos con mayores índices de pobreza pueden amplificarlos".

El ejemplo más extremo de entornos negativos son los asentamientos de infraviviendas en los que se concentra la extrema pobreza, la exclusión social y falta de oportunidades. Según recoge el informe, en España hay unos 270 asentamientos de este tipo. 

En este contexto, el Alto Comisionado recomienda las estrategias a seguri para reducir los efectos de la pobreza en estos entornos: "En zonas poco pobladas el esfuerzo debe ponerse en dar acceso a servicios educativos y sanitarios de calidad. En zonas urbanas, facilitar el acceso a una vivienda segura con buenas condiciones de habitabilidad y la mejora del equipamiento urbano"

Mostrar comentarios

Códigos Descuento