ANÁLISIS | ¿Cómo evolucionará la covid en los próximos dos meses en España por Comunidades?

Cribados masivos de pruebas PCR en Sant Antoni. Ibiza
Cribados masivos de pruebas PCR.
Germán Lama

Termina el mes de julio de 2021 y la situación sanitaria COVID que tenemos en España es mucho mejor que la que sufrimos en las cuatro olas anteriores. Después de recabar los datos y trabajarlos, así evolucionará esta quinta ola en cada Comunidad Autónoma.

1.- La nueva disposición de la variante delta

La variante delta se está haciendo prevalente en España. A pesar de lo que dicen los informes que salen de la oficina que dirige Fernando Simón y que aporta datos con dos semanas de retraso, en Madrid supone ya el 90% de los casos detectados en la última semana y en Cataluña el porcentaje es todavía mayor. Es una variante más transmisible, alrededor de un 60% más, pero no es más virulenta por lo que producirá más contagios, aunque no mayor gravedad. No obstante, los enfermos graves aumentarán por el simple hecho de que aumentarán los contagios.

Las tasas de muertes, ingresos en UCI y en hospital han bajado considerablemente respecto a olas anteriores. Aunque haya repuntes, ahora veremos que los hay y los seguirá habiendo, estos serán cada vez menos pronunciados en intensidad y en duración. No obstante, dado que estamos en periodo vacacional y alrededor del 50% del personal sanitario disfruta vacaciones en los meses de julio y agosto, son críticos porcentajes de ocupación de UCI superiores al 30%.

Por otra parte, igual que en el verano de 2020 se generó una ola, la segunda, en el verano de 2021 era previsible otra ola, la quinta, porque las olas corresponden con situaciones de mayor número de contactos y relajación. Por eso se produjo la segunda ola en verano 2020, la tercera en Navidad 2020, la cuarta en Semana Santa 2021 y la quinta a raíz de la euforia de la vacunación, de las declaraciones imprudentes de algunos dirigentes, de la ansiedad por volver a la vida normal y del mayor número de contactos y relajación que se va a dar en verano 2021; y la sexta, con menor intensidad, en Navidad 2021.

Además, seguiremos sumando las olas puntuales que se producen en periodos de fiestas locales, como la que se produjo en Aragón como consecuencia de las fiestas de El Pilar 2020: no hubo actos públicos, pero celebrar, se celebraron, como mostraron los números posteriores.

Como referencia de gravedad actual vamos a tomar el porcentaje de ocupación de UCI por enfermos COVID. Veamos el gráfico.

% ocupación UCI
% ocupación UCI
LUIS BENEDICTO

Es muy similar a nuestro indicador de riesgo, que incorpora, además, las muertes y las hospitalizaciones:

IRT acumulado
IRT acumulado
LUIS BENEDICTO

Hay algunas Comunidades, especialmente Cataluña, que tiene una situación muy complicada hoy, con un 40% de ocupación de UCI por enfermos COVID, pero que ya ha entrado en senda de control y mejorará claramente en dos-tres semanas. Por el contrario, hay otras Comunidades que hoy tienen una buena situación, pero han entrado en senda de descontrol y empeorarán en breve.

2.- La situación sanitaria en cada Comunidad Autónoma

En los gráficos que mostramos a continuación presentamos para cada Comunidad:

• La Incidencia Acumulada a 14 y 7 días y la positividad, que nos anuncian los ingresos en hospital, en UCI y muertes que habrá en dos-tres semanas. Por eso cuando la I.A. a 7 días se aplana, lo hace unos días después la I.A. a 14 días y eso quiere decir que la situación entra en senda de control, aunque la mejora de los indicadores de UCI y hospitalización se harán esperar unas dos-tres semanas y en muertes unas tres-cuatro semanas. Este es el caso de Cataluña, por ejemplo. Por el contrario, si estos indicadores suben, hay que esperar que en plazos similares empeorará la situación.

• Las muertes, ingresos en UCI y hospitalizaciones, y el IRT que los combina a los tres, que dan idea de la situación de gravedad en la fecha en que se miden.

Hemos clasificado las Comunidades en función del riesgo que tienen a fecha 23 de julio; riesgo que, como veremos, va a ir cambiando: alto, con porcentaje de ocupación de UCI superior al 30%, medio, con % de ocupación de UCI entre el 20% y el 15%, medio-bajo, con % de ocupación de UCI entre el 15% y el 10% y bajo, con % de ocupación de UCI por debajo del 10%. Insistimos por última vez que, salvo en Cataluña, en el resto de Comunidades, los niveles de riesgo son muy inferiores que en las olas anteriores. Insistimos también en que no es lo mismo entrar en senda de descontrol desde una situación de riesgo medio que de riesgo bajo.

a) Comunidades con riesgo alto.

Cataluña. Porcentaje de ocupación de UCI del 40,04%. Ha entrado en senda de control.

Porcentaje de ocupación de UCI del 40,04%
Porcentaje de ocupación de UCI del 40,04%
LUIS BENEDICTO
Porcentaje de ocupación de UCI del 40,04%
Porcentaje de ocupación de UCI del 40,04%
LUIS BENEDICTO

b) Comunidades con riesgo medio.

Cantabria. Con un 16,1% de ocupación de UCI. En breve entrará en senda de control.

Cantabria. Con un 16,1% de ocupación de UCI.
Cantabria. Con un 16,1% de ocupación de UCI.
LUIS BENEDICTO
Cantabria. Con un 16,1% de ocupación de UCI.
Cantabria. Con un 16,1% de ocupación de UCI.
LUIS BENEDICTO

Castilla y León. Con un porcentaje de ocupación de UCI por enfermos COVID del 15,37%. Está en senda de control.

Castilla y León. Con un porcentaje de ocupación de UCI por enfermos COVID del 15,37%.
Castilla y León. Con un porcentaje de ocupación de UCI por enfermos COVID del 15,37%.
LUIS BENEDICTO
Castilla y León. Con un porcentaje de ocupación de UCI por enfermos COVID del 15,37%.
Castilla y León. Con un porcentaje de ocupación de UCI por enfermos COVID del 15,37%.
LUIS BENEDICTO

Baleares. Con un 15,02% de ocupación de UCI. Está en senda de descontrol moderado.

Baleares. Con un 15,02% de ocupación de UCI.
Baleares. Con un 15,02% de ocupación de UCI.
LUIS BENEDICTO
Baleares. Con un 15,02% de ocupación de UCI.
Baleares. Con un 15,02% de ocupación de UCI.
LUIS BENEDICTO

c) Comunidades con riesgo medio-bajo.

Madrid. Con un porcentaje de ocupación de UCI del 14,58%. Está en senda de descontrol.

Madrid. Con un porcentaje de ocupación de UCI del 14,58%.
Madrid. Con un porcentaje de ocupación de UCI del 14,58%.
LUIS BENEDICTO
Madrid. Con un porcentaje de ocupación de UCI del 14,58%.
Madrid. Con un porcentaje de ocupación de UCI del 14,58%.
LUIS BENEDICTO

La Rioja. 13,21% de ocupación de UCI. Está en senda de descontrol.

La Rioja. 13,21% de ocupación de UCI.
La Rioja. 13,21% de ocupación de UCI.
LUIS BENEDICTO
La Rioja. 13,21% de ocupación de UCI.
La Rioja. 13,21% de ocupación de UCI.
LUIS BENEDICTO

Aragón. Un 12,84% de ocupación de UCI. Está entrando en senda de control.

Aragón. Un 12,84% de ocupación de UCI. Está entrando en senda de control.
Aragón. Un 12,84% de ocupación de UCI. Está entrando en senda de control.
LUIS BENEDICTO
Aragón. Un 12,84% de ocupación de UCI. Está entrando en senda de control.
Aragón. Un 12,84% de ocupación de UCI. Está entrando en senda de control.
LUIS BENEDICTO

País Vasco. 12,63% de ocupación de UCI. Está en senda de descontrol.

País Vasco. 12,63% de ocupación de UCI. Está en senda de descontrol.
País Vasco. 12,63% de ocupación de UCI. Está en senda de descontrol.
LUIS BENEDICTO
País Vasco. 12,63% de ocupación de UCI. Está en senda de descontrol.
País Vasco. 12,63% de ocupación de UCI. Está en senda de descontrol.
LUIS BENEDICTO

Navarra. Con un 11,97% de ocupación de UCI. Está en senda de control.

Navarra
Navarra
LUIS BENEDICTO
Navarra
Navarra
LUIS BENEDICTO

Canarias. 11,79% de ocupación de UCI. Está en senda de descontrol moderado.

Canarias
Canarias
LUIS BENEDICTO
Canarias
Canarias
LUIS BENEDICTO

Comunidad Valenciana. Con 10,67% de ocupación de UCI. Está entrando en senda de control.

Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana
LUIS BENEDICTO
Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana
LUIS BENEDICTO

d) Comunidades con riesgo bajo

Andalucía. Con un 9,25% de ocupación de UCI. Está en senda de descontrol moderado.

Andalucía
Andalucía
LUIS BENEDICTO
Andalucía
Andalucía
LUIS BENEDICTO

Asturias. Con 6,71% de ocupación de UCI. Está en senda de control.

Asturias
Asturias
LUIS BENEDICTO
Asturias
Asturias
LUIS BENEDICTO

Castilla la Mancha. Con 6,34% de ocupación de UCI. Está en senda de descontrol.

Castilla La Mancha
Castilla La Mancha
LUIS BENEDICTO
Castilla La Mancha
Castilla La Mancha
LUIS BENEDICTO

Extremadura. Con un 3,72%. Está en senda de descontrol moderado.

Extremadura
Extremadura
LUIS BENEDICTO
Extremadura
Extremadura
LUIS BENEDICTO

Galicia. Con un 3,22% de ocupación de UCI. Está entrando en senda de control.

Galicia
Galicia
LUIS BENEDICTO
Galicia
Galicia
LUIS BENEDICTO

Murcia. Con 3,02% de ocupación de UCI. Está en senda de descontrol.

Murcia
Murcia
LUIS BENEDICTO
Murcia
Murcia
LUIS BENEDICTO

3.- La nueva interpretación de los casos.

El número de casos, del que se deriva la Incidencia Acumulada por 100.000 habitantes a 14 días y a 7 días, hay que interpretarlo, a raíz de la vacunación, de forma distinta a como lo veníamos haciendo porque:

a) Hay casos de personas que no han recibido la vacuna. Estos casos cursarán, a nivel estadístico, aproximadamente, con las tasas que aparecen en la tabla de abajo y que muestran los datos del último año en España. Las tasas, a partir de ahora, serán algo inferiores, un 20% aproximadamente, dada la protección que proporcionan las vacunas (los datos de la tabla corresponden a 12 meses, en seis de los cuales se ha estado vacunando progresivamente habiendo alcanzado a fecha actual casi el 55% de la población española).

Pauta completa de vacunas
Pauta completa de vacunas
LUIS BENEDICTO

Por otra parte, puesto que los no vacunados están en los rangos de edad en los que, aun contagiados, la gravedad es menor, este 40% aportará menos casos de hospitalización y de UCI y, menos todavía, de muertes; por ejemplo, para el grupo de 30-39 años la probabilidad de que haya un ingreso en UCI, aproximando las tasas del último año como probabilidades, es del 0,016%, es decir, 1,6 de cada 10.000, es decir, 1 de cada 6250 individuos de entre 30 y 39 años que no se hayan vacunado, ingresarán en UCI a lo largo de un año.

Vacunas
Vacunas
LUIS BENEDICTO

La tasa de letalidad a nivel nacional es del 0,102%, es decir, aproximadamente una muerte al año por cada mil españoles y es superior a la de ingreso en UCI, 0,051% (los datos son del último año y no incluyen la primera ola, que produjo una letalidad mucho mayor que las siguientes). Esta aparente incongruencia, que el número de fallecidos sea muy superior al número de ingresados en UCI, pone de manifiesto la gran tragedia que ha supuesto que casi el 80% de los fallecidos por COVID no han podido disponer de una cama en UCI.

Para tener un criterio de comparación, la gripe estacional, con vacunación para grupos de riesgo, que la UE sitúa en el 75% como objetivo y que en España llega al 54,2% en mayores de 65 años, produce una tasa de muertes entre el 0,01% y el 0,03% de la población, es decir, entre tres y diez veces menor que la de la COVID en el último año.

b) Hay casos de personas que han recibido la vacuna.

La variante prevalente ahora es la delta: más transmisible, pero igual de grave.

A modo de ejemplo, con datos de campo en Israel para la vacuna de Pfizer, la eficacia contra la variante delta para prevenir enfermedad leve es del 39%, para hospitalización, del 88%, y para enfermedad grave del 91,4%. En Reino Unido se han publicado otros porcentajes, pero confiamos más en Israel que ya ha realizado dos estudios de campo. Esto significa que si se contagian con la variante delta, casi dos de cada tres vacunados, 61%, pueden enfermar de COVID leve, un 12% requerir hospitalización y el 8,6% ingresar en UCI.

Esto quiere decir que casi dos tercios de la población vacunada, que es casi el 60% de la población española, son susceptibles de COVID leve por variante delta (por tanto 2/3 de 60% = 40%), a los que hay que sumar los susceptibles sin vacuna, que son aproximadamente el 40%, por lo que tenemos un 80% de población susceptible de contagio por variante delta COVID. Este 40% vacunado, si se contagia con delta (dado que es más transmisible, un 60% más, que la variante alfa anterior de la que se han derivado las tasas de la tabla que recoge las tasas por grupos de edad para el último año, la probabilidad de contagio será, por ejemplo, para el grupo de edad de 60-69 años, superior al 5,9%, pongamos un 7%), ingresarán pocos en hospital (un 12% del 40%, es decir, el 4,8%, que multiplicado por el 7% del ejemplo y aplicado solo a la población de 60-69 años que forma parte de ese 4,8% que es el 0,54% (4,8% x 6.230.403 / 47.450.795) y serán pocos los que enfermarán graves (un 8,6% del 40%, es decir, el 3,4%, que, siguiendo con el ejemplo, y dado que los datos para resolverlo están en la tabla, el lector sabrá deducir.

4.- La variante delta

La variante que ahora se hace prevalente, la delta, es tataranieta de la de Wuhan para la que se diseñaron las vacunas, e incorpora cinco mutaciones en la espícula, spike, que la hacen más eficiente para entrar en la célula humana y replicarse, por lo que hay que esperar una cierta eficacia, pero inferior siempre a la conseguida frente a la variante para la que se diseñó la vacuna.

Cinco mutaciones eficientes en la misma proteína es una barbaridad que no se había visto hasta ahora y que solo se puede producir por la ingente cantidad de virus mutando que hay sobre la faz de la tierra; por ello, es cada vez menos probable que siga mejorando su eficiencia aun cuando el número de infectados fuera el mismo que le ha permitido estas mutaciones, y, por suerte, es cada vez menor.

Para ganar la carrera al virus, a las mutaciones más eficientes que eludan en parte las vacunas que haya en cada momento, se requiere que se vacune con mayor rapidez, en todo el mundo, que el tiempo que se toma el virus para producir una variante más eficiente y elusiva de la inmunidad generada por las vacunas. Con este primer envite, casi lo conseguimos en los países ricos, pero de ninguna manera en esos más de cinco mil millones de desfavorecidos del mundo, que seguirán produciendo mutaciones que nos afectarán también a los favorecidos.

5.- El ensayo

Y todo esto que decimos de las vacunas no impide poner de manifiesto que, aunque formalmente se están administrando las vacunas en fase de farmacovigilancia, realmente estamos todavía dentro del periodo de ensayo (la fase III de las primeras vacunas terminará a finales de 2.022) por lo que solo conocemos los efectos en el corto plazo de seis meses que se llevan administrando las vacunas; a finales de este año conoceremos los efectos secundarios a medio y a partir de final de 2.022 los efectos a largo plazo.

Sin embargo, dada la ingente cantidad de dosis pinchadas en el mundo, casi tres mil ochocientos millones a estas alturas, será poco probable que aparezcan efectos secundarios que todavía no se hayan puesto de manifiesto y contando con que durante este periodo de siete meses, los laboratorios que han desarrollado las vacunas habrán solucionado los errores de diseño, algunos ya conocidos, derivados de las prisas de los investigadores por ganar prestigio científico, de las empresas que comercializan por ganar dinero y de las Agencias del medicamento por conceder autorizaciones de emergencia, y lo más probable será que las segundas generaciones de vacunas sean más eficientes y seguras y estemos asistiendo a un salto en biotecnología como no se había dado hasta ahora y que permitirá enfrentar con nuevas herramientas terapéuticas enfermedades que aún no tienen solución.

Por esta razón, aunque la decisión que afecta al grupo social ha sido vacunar en periodo de ensayo con autorización de emergencia o condicional y, en el corto plazo en el que estamos, está funcionando bien, aun con efectos secundarios que se habrían evitado con algo más de tiempo de diseño y prueba, la Ley deja a cada uno la decisión individual de vacunarse y la contempla como un derecho, lo que desacredita la presión y la acusación sobre los que deciden no vacunarse. Por nuestra parte, procuramos que se disponga de información para intentar entender lo que pasa, lo que va a pasar y, en el caso de las vacunas, para tomar una decisión fundada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento