Primeros pasos tras el sello de Unesco: un centro de información en Cibeles, mejora de calles y control de la polución

Almeida visita el estanque de El Retiro.
Almeida visita el estanque de El Retiro.
Ayto.Madrid

Los fuegos artificiales marcaron anoche el final de la celebración de la capital tras entrar, por primera vez, en las listas de la Unesco. Hoy, tras la resaca del festejo, el Consistorio prepara el terreno para situarse a la altura del reconocimiento del sello de Patrimonio Mundial. "Somos conscientes de que es un honor, pero también una enorme responsabilidad", ha apuntado este lunes el alcalde frente al estanque de El Retiro.

El equipo de José Luis Martínez-Almeida ha iniciado el camino para "no solo proteger -Liverpool ha salido recientemente de la lista por no cumplir el requisito- sino de mejorar toda la zona". Esto pasa por la mejora de las vías públicas, el control de la contaminación, así como, poner a disposición de los madrileños un centro donde informarse de los bienes adscritos al organismo internacional.

Por un lado, Almeida ha explicado que desde el Ayuntamiento ya se están estudiando diversas acciones en colaboración con instituciones. Por ejemplo, en el ámbito del Museo del Prado o en la Real Academia Española (RAE) "para tratar de mejorar el espacio público, como la percepción del Patrimonio Mundial". 

Mientras tanto, el área de Obras continúa con la rehabilitación de la acera del Botánico y la reforma de Alcalá. El primero afecta al tramo que discurre entre Puerta de Carlos III y la Cuesta de Moyano. Se trata de posibilitar la rehabilitación del banco y, para ello, es necesario recuperar la cota original del paseo. La obra también incluye la renovación del alumbrado, la renovación del mobiliario y la plantación de nuevo arbolado y el ajardinamiento del paseo. La segunda actuación afecta a una parte del área declarado Patrimonio Mundial. Se trata del tramo de la calle Alcalá que discurre entre Cibeles y Cedaceros- donde se sitúa el Congreso de los Diputados- y que estará finalizado el próximo verano. "En ambas actuaciones se respetan escrupulosamente las directrices de la Unesco", señalan desde el área.

Por otro lado, el alcalde ha anunciado la creación de un centro de interpretación, información y seguimiento de todo el área declarado Patrimonio Mundial que, por el momento, estará ubicada en CentroCentro, en el propio Palacio de Cibeles. Esto "va a permitir a los madrileños y turistas tener un lugar donde poder tener el conocimiento pleno y exacto de qué supone ser Patrimonio Mundial y qué bienes están incluidos". 

Como una de las tareas más inmediatas, el Gobierno municipal prepara una instrucción dirigida a todas las área de gobierno y a los distritos afectados por esta declaración -Centro, Retiro y Salamanca- para que no ejecute absolutamente ninguna acción que no esté previamente consensuada con el área de Cultura y con la Dirección General de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid. 

Por último, en relación a los índices de contaminación de los que ya alerta la propia Unesco y la oposición, el alcalde ha asegurado que para él es una "cuestión estratégica". Y es que los datos que se indicaban en el informe de Icomos relativo a la polución databan de 2019, "de la anterior legislatura", ha defendido Almeida. Por eso se ha comprometido a "mejorar los datos" con Madrid 360.

Ecologistas exigen jardineros para el nuevo eje y disminuir el tráfico

Más jardineros para el parque de El Retiro y arbolistas especializados en el Paseo del Prado. Estas son las exigencias de Ecologistas en Acción con respecto al mantenimiento del área que ahora debe cumplir con los criterios de protección que dicta la Unesco. Según explica a 20minutos el portavoz de Ecologistas en Acción, Luciano Labajos, el eje Prado Recoletos es el jardín más antiguo de la ciudad y por eso debe tener un mantenimiento diferenciado como le corresponde como jardín histórico. "Antes tenía un mantenimiento especializado desde Atocha hasta La Paz, pero los Contratos Integrales diluyeron los trabajos en diferentes distritos: Centro, Retiro, Salamanca". En relación al parque Retiro, Labajos pide que se contraten más jardineros, hasta llegar a los 250. Y para ambos ejes, "un plan director actualizado". 

Otro portavoz de la plataforma, especializado en contaminación, pone el foco en la necesidad de reducir el tráfico rodado. Juan Bárcena recuerda que uno de los puntos históricos más contaminantes de la ciudad es Escuelas Aguirre, próximo al Retiro. Entre las medidas para reducir la polución, plantea reducir los carriles de los grandes ejes viarios de Madrid, como planteaba el Plan A de Carmena. O, al menos, que el Gobierno no adopte medidas que "empeoren la situación" como el parking que proyectaron en Menéndez Álvaro. Sobre esto, el alcalde ha asegurado que el Ayuntamiento de Madrid no hubiera adoptado una decisión final sobre el aparcamiento "sin consensuarla con el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) y con la Unesco".

Atractivo turístico

El reconocimiento de la Unesco supone para Madrid un "atractivo importantísimo" para el mundo. En palabras del alcalde, Madrid forma ahora parte de un "club muy selecto" que le va a permitir generar un atractivo aún mayor para los turistas y, por tanto, la capacidad de poner en marcha un sector tan importante para la economía como es el turismo.

Almeida ha vuelto a reconocer el trabajo de sus antecesoras. A la alcaldesa Ana Botella por "poner en marcha esta candidatura" y a Manuela Carmena, por continuar el proyecto e introducir cuestiones como como el consejo social. Por último ha dado las gracias al trabajo de su equipo de Gobierno que ha defendido ante la Unesco la candidatura en su conjunto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento