El incendio de Tarragona está controlado pero tardará "días" en estar totalmente apagado

El incendio de Santa Coloma de Queralt (Tarragona), estabilizado en un 90%.
El incendio de Santa Coloma de Queralt (Tarragona), estabilizado en un 90%.
Bombers de la Generalitat
Incendio declarado en Tarragona.
EFE

"Estamos tristes y angustiados. Nos sentimos impotentes", ha explicado este lunes Andreu, mientras que Maria ha lamentado: "Ahora es todo gris en vez de verde". Ambos representan el sentir de los vecinos de los pueblos y masías de la zona afectada por el incendio que se originó el sábado en Santa Maria de Queralt (Tarragona), que ha quemado unas 1.700 hectáreas. Es el más grave del verano en Catalunya hasta ahora y sobre las 20 horas los Bombers de la Generalitat lo han dado por controlado aunque prevén tardar todavía "días" en apagarlo.

La estabilización del fuego este mediodía ha permitido que las personas que habían sido desalojadas de masías aisladas hayan podido volver a sus casas, después de que 15 hayan dormido en tres centros que habilitaron los equipos de emergencias.

Ya antes, por la mañana, se ha podido levantar el confinamiento en tres municipios afectados por el humo –Sant Martí de Tous, Santa Maria de Miralles y Bellprat– y reabrir las cinco carreteras locales que habían sido cortadas.

"Ha sido una noche muy larga y triste", ha apuntado Maria, vecina de Sant Martí, que ha dicho que "rincones muy emblemáticos en el pueblo" se han quemado, como el que alberga la encina milenaria de Can Gol, que ha quedado arrasada por las llamas.

Por su parte, Josep Ramon Puig, que tuvo que abandonar su masía y dejar dentro a sus animales, ha celebrado volver a casa, aunque ha afirmado que no se borra de su cabeza la situación "angustiante" que vivió.

Tanto los vecinos como los alcaldes de los pueblos afectados han reclamado más inversión en gestión forestal y ayudas.

Durante esta noche, 25 dotaciones terrestres con 125 bomberos se quedarán en la zona para revisar del perímetro del incendio y remojar puntos calientes. Este trabajo se alargará a lo largo de las próximas horas, ya que no se descarta que, con un nuevo aumento de la temperatura, puedan volver a aparecer fumarolas.

Aunque no se prevé que el perímetro del fuego crezca, aún está por cerrar en una pequeña parte del flanco izquierdo de su cabeza. Borrell ha advertido de que el incendio puede provocar todavía humaredas o quemar en algunas cepas. Por ello, ha pedido a los ciudadanos que extremen la prudencia y no circulen por las carreteras reabiertas si no es "exclusivamente necesario" y que no vayan a visitar la zona afectada porque aún hay muchos efectivos trabajando allí.

Está descartado que el incendio se originara por causas naturales, pero los Agentes Rurales siguen investigando para determinar si fue provocado o no. El vicepresidente catalán, Jordi Puigneró, ha considerado "poco probable" que fuera intencionado, pero ha apuntado a una causa humana, como una chispa de un camión o una colilla. "Una colilla de negligencia significa unos 50 años de reforestación. Este país no se puede permitir incendios de estas características", ha dicho. Ha pedido, además, que se compruebe que se llevan los neumáticos de los vehículos controlados para evitar que provoquen chispas en contacto con el asfalto.

También este lunes, los Bombers han dado por controlado el incendio que se declaró el sábado en Ventalló, Girona, que quemó unas 35 hectáreas, y han seguido trabajando en la zona del de Torroella de Montgrí, bajo control tras calcinar unas 91 hectáreas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento