Puigdemont carga contra la Mesa de Diálogo: "Un país no se hace en despachos"

  • Junqueras reta a Pedro Sánchez a ofrecer una "propuesta generosa" para Cataluña.
Primer cara a cara entre Junqueras y Puigdemont tras cuatro años.
Primer cara a cara entre Junqueras y Puigdemont tras cuatro años.
EFE

El expresidente de la Generalitat huido a Bélgica Carles Puigdemont ha vuelto a criticar la Mesa de Diálogo entre Gobierno y Generalitat porque a su juicio: "Un proceso de cambio de un país no se puede hacer en los despachos, sin la gente".

En un acto en el sur de Francia del Consell de la República, Puigdemont ha defendido que "la independencia sigue viva" porque la autodeterminación se ejerce de "forma continuada" y es un proceso "que dura años".

Para el expresident, "un país es su gente" y "los procesos políticos para hacer un país no se pueden decidir en un despacho ni en una Mesa de Diálogo".

"Ningún país ni ningún proceso determinante de futuro de un país se puede hacer de espaldas o en contra de la gente", ha añadido, en referencia a la mesa de diálogo prevista para otoño con representantes del ejecutivo central y el autonómico.

"No abandonaremos hasta el reconocimiento formal de la república catalana. Nos queda un largo camino, pero solo lo podremos hacer si vamos dando pasos encadenados como venimos haciendo desde el 1 de octubre", ha defendido el también eurodiputado.

Para Puigdemont, y por influencia "de tantos años de franquismo", "desde el jefe de Estado hasta el último de la judicatura (...) piensa que somos ovejitas sumisas y desmovilizadas".

Según él, Cataluña lucha por ser "una república de paz, democracia y progreso" y "radicalmente europea" en el marco de una Europa en la que ha señalado "vuelven a surgir ideas claramente fascistas que van empapando a la sociedad de forma transversal".

Puigdemont ha participado en un acto en Perpiñán (Francia) organizado por la entidad soberanista Consell per la República, junto a los exconsellers también fugados Antoni Comín y Lluís Puig, así como la diputada Aurora Madaula y Lluís Llach, entre otros.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha recomendado al Gobierno de Pedro Sánchez que ofrezca una "propuesta generosa" para Cataluña, "porque si no, es muy difícil que convenza a la sociedad catalana".

Así lo ha afirmado en una entrevista con la Agencia Efe, en la que ha constatado que los catalanes no han "tenido la suerte de escuchar nunca una propuesta del Gobierno español sobre el futuro de Cataluña, tal vez porque no tienen ninguna propuesta que hacer".

"El Estado español nunca pone propuestas sobre la mesa, nunca propone nada. Tienes que tener muchas dudas sobre lo que defiendes y sobre ti mismo para no atreverte a explicarlo nunca", ha señalado.

Según Junqueras, "el día que el Gobierno español haga una propuesta, lo celebraremos, aunque solo sea porque romperá una rutina de hace muchas décadas".

"Los catalanes no han tenido la suerte de escuchar nunca una propuesta del Gobierno español sobre el futuro de Cataluña, tal vez porque no tienen ninguna propuesta que hacer" (Oriol Junqueras)

"Yo recomendaría al Gobierno español que esta propuesta que dice que algún día hará, pero que nunca se atreve a hacer, cuando la haga, sea generosa, porque si no, es muy difícil que convenza a la sociedad catalana", ha planteado.

Y ha hecho hincapié en que "no hay ninguna propuesta tan generosa como el hecho de decirle a la sociedad catalana que es ella quien debe decidir sobre su futuro" a través de un "referéndum de autodeterminación", como defiende el independentismo.

"Nuestra propuesta es amnistía y autodeterminación. Si alguien tiene otra propuesta, ya la pondrá sobre la mesa, si es que cree que la sociedad catalana se lo merece", ha añadido.

Para Junqueras, más que una reivindicación, los conceptos de amnistía y autodeterminación son "casi una profecía" que algún día se verá cumplida.

Con este objetivo afronta ERC la Mesa de Diálogo sobre Cataluña, que debería reactivarse en septiembre, después de haber celebrado una primera reunión en febrero de 2020 y haber quedado aparcada a raíz del estallido de la pandemia de covid.

Preguntado por si él, como presidente de ERC, formará parte de la delegación catalana en la Mesa de Diálogo con el Estado, Junqueras ha evitado ser concluyente, si bien ha asegurado que siempre está "a disposición" para ayudar.

"Cada uno de nosotros debe ayudar allí donde pueda ayudar más. Yo ayudaré allí donde sea más útil. Esto ya lo decidiremos entre todos y lo decidirán mis compañeros", ha indicado.

Esté quien esté por parte de ERC en la Mesa de Diálogo, "hablaremos con una sola voz", ha garantizado.

"Nosotros estaremos en la mesa de negociación. Quienes procuran no estar nunca son los gobiernos españoles. Esperemos que el actual Gobierno español cumpla sus compromisos, actúe con responsabilidad y negocie en una mesa política", ha afirmado.

Por otra parte, Junqueras ha ironizado sobre las declaraciones de la portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, que el pasado lunes advirtió de que los independentistas catalanes "deberían haber aprendido la lección" y tendrían que dar "ya" un paso en la dirección del diálogo y la convivencia.

"Agradezco profundamente estas declaraciones, porque cada vez que algún ministro del Gobierno español se expresa en estos términos, en Cataluña hay cada vez más independentistas", ha replicado Junqueras.

Asimismo, el presidente de ERC ha puesto de relieve que la agencia de calificación de riesgos Fitch haya elevado dos escalones el "rating" de la Generalitat, lo que significa que sale del grado especulativo -coloquialmente denominado bono basura- y vuelve a situarse, una década después, en grado de inversión.

Junqueras ha destacado que esta noticia "positiva" llega "justamente cuando el Gobierno español ha levantado su control sobre la deuda pública de la Generalitat", después de años aplicando en Cataluña "una política muy rigurosa, seria y efectiva" para "reducir la deuda en términos de PIB".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento