Los bomberos vigilan posibles rebrotes en el interior del área incendiada en el Vedado de Eguaras

El Servicio de Bomberos de Navarra mantiene un retén de vigilancia para actuar en el caso de que se active algún pequeño fuego en el interior del área incendiada en el Vedado de Eguaras.
Los bomberos vigilan posibles rebrotes en el interior del área incendiada en el Vedado de Eguaras
Los bomberos vigilan posibles rebrotes en el interior del área incendiada en el Vedado de Eguaras
20M EP

Aunque es bajo el riesgo de que el incendio se extienda fuera del perímetro controlado, existen zonas no quemadas en el interior del área afectada por las llamas en las que sí podrían producirse rebrotes, según ha informado el Gobierno de Navarra. Permanecen en el lugar dotaciones de los parques de Tafalla, Tudela y Estella.

El objetivo es impedir que arda más vegetación en un enclave de gran valor ecológico situado en el parque natural de las Bardenas Reales. El suelo caliente, las temperaturas relativamente elevadas y la escasísima humedad hacen que no pueda descartarse el riesgo de que se reaviven brasas y se vea afectado algún otro árbol, que en este lugar tienen una importancia fundamental desde el punto de vista ecológico.

El fuego, iniciado el pasado martes, ha dañado casi en su totalidad el arbolado de las cotas bajas de la hoya que ocupa el Vedado aunque con diferente grado de intensidad ya que en determinados puntos la elevada velocidad de propagación ha hecho que los daños sean superficiales.

Las labores de extinción se han visto dificultadas por las adversas condiciones climatológicas, con temperaturas muy elevadas, fuertes rachas de viento y bajos niveles de humedad, lo que se traducía en una vegetación reseca que ardía con facilidad y propensa al rebrote de las llamas a partir de las brasas y puntos calientes.

Durante la jornada del sábado los bomberos realizaron labores de refresco con apoyo aéreo de los helicópteros del Gobierno de Navarra en lugares humeantes y rescoldos que habían sido detectados en el vuelo de reconocimiento y que ayer impidieron dar por extinguido definitivamente el fuego. Al no registrarse incidencias significativas fue retirándose parte del amplio retén que vigilaba el área incendiada, integrado por brigadas forestales y bomberos, 33 personas en total, de los parques de Lodosa, Estella, Tafalla, Tudela, Sangüesa y Peralta, además de la BHIF.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento